Santa Fe: el socialismo y el PJ se disputan el tercer distrito electoral del país

El resultado repercutirá en el macrismo, el kirchnerismo y el frente de Lavagna y Urtubey.

15 Jun 2019

El cronograma de las elecciones adelantadas en el país cierra este fin de semana con cuatro votaciones a gobernador que completan la renovación casi total del mapa político. Pero una de ellas, la de Santa Fe, concentrará sin duda todas las miradas por ser, además, el tercer distrito electoral del país.

La expectativa para mañana está centrada también en si se mantendrá la lógica de triunfos oficialistas que se viene materializando desde que arrancó el calendario electoral desdoblado 2019.

El escenario santafesino está dividido en tercios. En primer término, el Frente Progresista Cívico y Social, que gobierna desde 2007 y busca continuar en el poder de la mano de Antonio Bonfatti. Él fue mandatario entre 2011 y 2015. En segunda instancia, Juntos, la expresión peronista que postula al senador nacional Omar Perotti. Y en tercer, lugar la alianza Vamos Juntos (Cambiemos), que lleva como candidato al intendente de la capital provincial, José Corral.

Proyección nacional

La definición provincial (se sufraga con boleta única) juega un rol clave en el tablero político nacional, que tiene su primera prueba de fuego en las urnas con las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias que se celebrarán (PASO) del 11 de agosto.

POR LA REELECCIÓN. El socialista Bonfatti gobernó entre 2011 y 2015. twitter @AntonioBonfatti

El socialismo santafesino integra Consenso Federal 2030, el espacio que impulsa la fórmula integrada por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

En la otra vereda, Perotti ha manifestado su apoyo explícito al binomio que componen Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

Qué dejaron las PASO

Las PASO celebradas en abril dibujaron un escenario complejo. En el socialismo reivindican que Bonfatti (el único candidato que presentó el oficialismo) fue el postulante más votado. Logró el 31% de los votos.

El peronismo, en cambio, hace notar que fue la única fuerza que disputó internas por la gobernación. Se enfrentó Perotti (obtuvo el 28%) contra María Eugenia Bielsa (sacó el 14%). Entonces, los opositores al Gobierno santafesino plantean que su espacio, Juntos, reunió el 42% de las intenciones. Es decir, un 11% más que los socialistas.

Corral, el candidato del macrismo, consiguió en las primarias el 20% de los votos, que lo relegaron a un tercer puesto. Claro está, las PASO no son una instancia competitiva entre las fuerzas sino, más bien, una interna entre partidos.

En este esquema de elección reñida, el peronismo se entusiasma con triunfar particularmente en Rosario, porque una victoria en ese distrito representaría una reivindicación histórica: la única vez que triunfaron fue en la década del 40, durante la primera presidencia de Juan Domingo Perón.

La otra ciudad en pugna es la capital, Santa Fe de la Veracruz. Allí, el socialismo se esperanza con recuperar el poder, hoy en manos Cambiemos, tras el triunfo en las PASO del periodista Emilio Jatón sobre el macrista Albor Cantard.

Comentarios