Copa de la Superliga: Tigre gritó campeón y se clasificó

Tigre aprovechó las que tuvo, venció a Boca y palpita la próxima Copa Libertadores.

03 Jun 2019
1

GANADOR INDISCUTIDO. Los jugadores de Tigre festejan el primer campeonato de Primera que consiguió la institución desde que fue fundada y dan la vuelta olímpica en el Mario Kempes, en Córdoba. telam

Pensar que el descendido Tigre le iba a ganar al Boca, finalista de la última edición de la Libertadores y ganador de la Recopa Argentina, la definición de un campeonato, y que lo iba a hacer con contundencia y paciencia defensiva, y que conseguiría participar del torneo internacional más importante de clubes, era una utopía. Sin duda, una obra de la “dinámica de lo impensado”, lo que supo acuñar el escritor Dante Panzeri.

El “Mario Alberto Kempes” fue el escenario para que eso suceda: los de Victoria se consagraron campeones de la Copa de la Superliga venciendo 2 a 0 al “Xeneize”, con goles de Federico González y Lucas Janson. y de yapa, clasificaron a la Copa Libertadores 2020.

“Jugamos el partido de nuestras vidas”, declaró Néstor Moiraghi apenas terminó el encuentro, e ilustró, de alguna manera, lo que significa para ellos el primer título, en lo máximo del fútbol argentino, que consigue el “Matador”.

Saber que el próximo semestre comenzarán jugando en la B Nacional no fue un obstáculo para Tigre que inició su camino a la gloria eliminado a Colón en primera ronda y a Unión en octavos de final. En cuartos caería el primer Goliat. Los de Victoria cortaron con la ilusión de Racing (último campeón de la Superliga) sobre la hora, y en semis dejaron afuera a Atlético (verdugo de River en cuartos) con un contundente 6 a 0 en el global. Y en la final tumbaron al segundo Goliat. Un Boca que no pudo concretar las clarísimas oportunidades que tuvo, y que refleja que la mística copera que alguna vez tuvo y de que se enorgullecía, ayer brilló por su ausencia.

“A los promedios los inventaron para aventajar a los grandes”, disparó Néstor Gorosito intentando justificar porque a un equipo hacedor de campaña clasificatoria a la próxima Copa Sudamericana, le correspondía descender.

Igualmente, la Libertadores próxima será una realidad para Tigre, y significará un ingreso de dinero importante para afrontar el “operativo retorno” que planea para el año próximo.

Antecedente internacional

En 2010 Independiente se coronó campeón de la Sudamericana, ganándole al Goias por penales. Los de Goiana, paralelamente, estaban jugando la Serie B del Brasileirao.

También, logró salir campeón cuando estaba descendido, Huracán, tras ganarle la final de la Copa Argentina 2014 a Rosario Central. El “Globo” participaría luego de la Copa Libertadores. Luego ascendería a primera ganándole al “Decano” 4 a 1.

En este sentido, el “Matador” ya sabe lo que es jugar un campeonato internacional, y llegar hasta la instancia final. Queda en la historia el subcampeonato de la Copa Sudamericana 2012 en la escandalosa noche del Morumbí, ante San Pablo, donde cayó por 2 a 0 y no salió a jugar el segundo tiempo porque las fuerzas policiales maltrataron a algunos futbolistas en la zona de vestuarios. El entrenador en ese momento, era justamente “Pipo” Gorosito.

Por si fuera poco, con el galardón obtenido en Córdoba, Tigre se convierte en el trigésimo noveno equipo en vestirse de ganador de un torneo argentino desde 1993.

Ya estuvo en otros momentos muy cerca de hacer historia, pero no le alcanzó. Así consiguió tres subcampeonatos en primera: en el Apertura 2007, 2008 y Clausura 2012.

“El fútbol no es tan difícil como lo quieren hacer, sino mucho más fácil que lo que la gente cree”, culminó demostrando que aún están vivos.

Comentarios