Docentes y estudiantes vuelven a desafiar el ajuste de Bolsonaro

Hubo marchas con cientos de miles de personas en decenas de ciudades de todo el país.

31 May 2019
1

TENSIÓN. El Gobierno convocó a fuerzas de élite para controlar las marchas. Reuters

RÍO DE JANEIRO, Brasil.- Cientos de miles de personas protestaron en Brasil contra las políticas de recorte presupuestario en educación y reformas del Gobierno de Jair Bolsonaro.

Brasilia, Belo Horizonte, Salvador, Sao Paulo, Rio de Janeiro y muchas otras ciudades del país fueron escenario de enormes columnas de estudiantes y docentes que respondieron a la convocatoria de la Unión Nacional de Estudiantes, con el respaldo de movimientos sociales y sindicatos.

La de ayer fue la segunda jornada nacional de protestas en todo el país contra los recortes presupuestarios en educación implementados por el gobierno de Bolsonaro.

En la capital, Brasilia, activistas de la Unión Nacional de Estudiantes y de la Asociación de Docentes de la Universidad de Brasilia se reunieron desde las 10 de la mañana frente al Museo Nacional, para comenzar el acto por el Día Nacional de Defensa de la Educación.

Luego marcharon por el Eje Monumental, la principal avenida de Brasilia. Las marchas en Río de Janeiro y San Pablo comenzaron después del mediodía.

Los manifestantes reclamaron que se de marcha atrás con el recorte del 30% del presupuesto educativo, anunciado por el presidente y el ministro de Educación, Abraham Wintraub.

El funcionario defendió los recortes, y el gobierno argumentó que, debido a un crecimiento de la economía menor al proyectado para este año, decidió bloquear por decreto más de 7.000 millones de dólares del presupuesto total.

El recorte alcanza cerca de 1.450 millones de dólares en la educación y afecta a todos los niveles de enseñanza.

Esta es la segunda jornada de protestas por la educación luego de las multitudinarias movilizaciones del 15 de mayo, las primeras contra el gobierno del ultraderechista, que asumió en enero.

El 15 de mayo, cuando además hubo huelga, más de un millón de personas salió a las calles para protestar contra el ajuste presupuestario, que el gobierno dice que es una suspensión de gastos hasta que el Estado tenga partidas presupuestarias nuevas.

El martes, Weintraub, dijo que recibió denuncias por supuestos casos de profesores de entidades públicas que presionaron a sus alumnos para que participaran de las marchas. “Es ilegal, no puede suceder. El ambiente escolar no puede ser perjudicado por una guerra ideológica que perjudica el aprendizaje de los alumnos”, dijo Weintraub en un video en Twitter.

“Recibimos mensajes de padres de alumnos que dicen que hay profesores de colegios públicos que amenazan con sanciones a los alumnos en caso de que no participen de las manifestaciones”, dijo Weintraub.

La Fuerza Nacional, un cuerpo de elite federal de la policía, fue convocada para “proteger” la sede del Ministerio de Educación en Brasilia, de los manifestantes.

La decisión fue tomada por el ministro de Justicia y Seguridad Pública, el ex juez Sérgio Moro, a pedido de su colega de Educación.

El mundo académico universitario reaccionó con dureza contra el ministro Weintraub, un economísta ligado al mundo financiero en las últimas dos décadas, quien denunció que en las facultades había “descontrol” y “fiestas”, además de “guerra ideológica”. En el video, el ministro sostuvo que la protesta forma parte de una “guerra ideológica que perjudica el aprendizaje”.

Las manifestaciones del 15 de mayo fueron el motivo por el cual el domingo grupos bolsonaristas de extrema derecha -sin el respaldo de la oficialista derecha liberal- salieron a las calles a defender el plan de ajuste del gobierno, la reforma previsional, además de criticar al Congreso y al Supremo Tribunal Federal. (Télam-DPA)

Retroceso: una contracción del 0,2% en la economía

La economía de Brasil se contrajo en el primer trimestre por primera vez desde 2016, lo que destaca los problemas que enfrenta la mayor economía de América Latina. El Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil se contrajo un 0,2% respecto del trimestre anterior, informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE ). Una fuerte caída en la inversión en activos fijos, junto a la disminución de la producción industrial y agrícola, fue la causa del débil desempeño de la economía brasileña en los primeros tres meses de este año, según el IBGE. (Reuters)

Comentarios