Los sondeos de opinión arrojan un resultado veraz, aunque sin rigor científico

30 May 2019
1

EL SORTEO. Ricardo Bussi, Juan Manzur y Silvia Elías de Pérez abren los sobres con los números que definieron el orden de ubicación para arrancar el debate. El 1 correspondió al ausente José Alperovich; luego se ubicó Elías de Pérez, Manzur y, finalmente, Bussi. la gaceta / foto de juan pablo sánchez noli

Algo así como la sensación térmica. Carecen de rigor científico, pero sí sirven para tener una aproximación de la temperatura ambiente. Los sondeos que realiza LA GACETA se fueron perfeccionando a lo largo de una década, al punto que los mecanismos para evitar la manipulación de una tendencia o de un resultado son cada vez más sofisticados.

Vale esa primera aclaración para luego adentrarse en el mundo de los sondeos de internet, como los que publica de manera regular este diario en sus diversas plataformas. Los más permeables a las travesuras, o aquellos que despiertan el mayor interés por la manipulación, son los de orientación política.

Sabido es que la política encontró en las redes sociales y en internet un aliado potentísimo en los últimos años. Por eso, alrededor de ese nuevo mundo digital se generaron espacios para las avivadas. Así, se montó el negocio de las cuentas automáticas -más conocidas como bots- que se usan para intentar manipular la opinión pública, haciendo incrementar la popularidad de ciertos posteos en las redes sociales. O las “granjas de troles”, gestionadas ya por seres humanos de carne y hueso. Cada persona puede controlar decenas o cientos de cuentas. Por lo general, son cuentas semiautomáticas que envían mensajes. En síntesis, una batalla tradicional de militantes, aunque ahora sin territorio físico.

Lógicamente, los políticos buscan usar a su favor cada uno de los trucos tecnológicos a su alcance. Por eso, la responsabilidad de los medios es dar un marco de razonabilidad a esa desenfrenada pulseada. Los sondeos de opinión, con esas salvedades, permiten a la ciudadanía expresarse y conocer lo que acontece, claramente, en un mundo segmentado.

El primer gran corsé lo impone el acceso a internet. Aunque suene un disparate en estas épocas, vale esa salvedad: hay un amplísimo número de tucumanos que no tiene acceso a internet, a una computadora o a una tablet. Entonces, cualquier sondeo ya entregará de por sí un resultado sesgado.

No obstante, su utilidad es invalorable, y hay numerosos puntos a favor para enumerar. De hecho, hay especialistas que aseguran que el estar solo frente a una pantalla para contestar una consulta o elegir una opción reproduce las condiciones del cuarto oscuro.

De esta manera a un candidato, como es el caso de las que se diseñan en época electoral, le permiten conocer la orientación de un sector del electorado. ¿Por qué es posible realizar esa aseveración? Porque las vulgarmente llamadas “encuestas” que publica LA GACETA tienden a ser veraces. ¿Cómo? Desde hace aproximadamente un mes, solamente pueden votar aquellos lectores registrados; es decir, aquellos que se han suscripto a través del Club La Gaceta, de Facebook, de Google o mediante sus teléfonos celulares. No hay posibilidad de que una misma persona vote dos veces, porque el sistema automáticamente lo detecta. En síntesis, un voto en una de estas encuestas equivale inexorablemente a una persona.

* Los resultados que aquí presentamos fueron medidos a las 2.30 de la madrugada. Sin embargo, la encuesta en LAGACETA.com permanecerá abierta hasta hoy al mediodía. Es probable que, hasta ese momento, y tal como ocurrió en los otros debates de candidatos, los resultados varíen sustancialmente.

Resultados de la encuesta cuando cerró la edición:

1. ¿Qué candidato a gobernador ganó el debate? (975 votos)

- Silvia Elías 55 %
- Juan Manzur 39 %
- Ricardo Bussi  6%

2. ¿Quién te pareció más sincero? (946 votos)

- Silvia Elías 56 %
- Juan Manzur  37%
- Ricardo Bussi  7%

3. Luego de ver el debate, ¿cambiaste el voto o lo confirmaste? (979 votos)

- Lo confirmé 93%
- Lo cambié 7%

Comentarios