Chelsea, el campeón invencible e implacable

30 May 2019
1

FELICES. Azpilicueta y Cahill levantan la Copa tras el 4-1. reuters

BAKÚ.- En el estadio Olímpico de Bakú, en Azerbaiyán, Chelsea logró subirse a lo más alto del podio en la Europa League. El contundente 4 a 1 con el que superó a Arsenal en la gran final fue una síntesis de lo que fue su gran campaña; y así, logró abrazarse a la gloria.

En un partido intenso, con muchos goles entre dos equipos son ingleses que se repartieron llegadas claras, los “Blues” y los “Gunners” entregaron una final acorde a lo que se esperaba.

Pero gracias a lo que hicieron, sobre todo en la segunda mitad de la historia, los dirigidos por el italiano Maurizio Sarri coronaron un torneo perfecto. Chelsea se proclamó como rey del segundo torneo en importancia de Europa mostrando su costado más feroz. Fue invencible. Ganó 14 partidos, empató los tres y tuvo un promedio de fuego bastante alto: 2,4 goles por partido.

Justamente esa eficacia fue la que terminó inclinando la balanza a su favor en el duelo decisivo. El primer tiempo fue casi un monólogo del equipo que dirige Unai Emeri. Y casi se jugó en terreno de Chelsea. Pero Arsenal no pudo plasmar esa superioridad y lo pagó carísimo.

En el segundo tiempo todo cambió. Chelsea, a través del goleador del torneo Olivier Giroud con 12 goles, consiguió la ventaja con un espectacular cabezazo. Ese tanto le abrió el arco rival de par en par. El español Pedro Rodríguez y el belga Eden Hazard, en dos oportunidades terminaron de darle forma a la goleada y dejaron casi en el olvido al descuento del nigeriano Alex Iwobi.

De esta manera, Chelsea se apropió de su sexta copa internacional: una Champions League (en la temporada 2011-2012), dos Europa League (2012-2013 y 2018-2019), una Supercopa de Europa (1998) y dos Recopas de Europa (1971/1998).

“Mi sueño era jugar en la Premier League y lo he hecho durante siete años”, afirmó Hazard poco después de la premiación. Desde hace varias semanas, los rumores de su inminente llegada a Real Madrid son incesantes y las palabras del crack parecen dar paso al inminente final. “Ahora busco nuevos retos; creo que es un adiós definitivo”, sentenció el belga, que fue elegido como el mejor jugador de la Europa League. (Especial)

Comentarios