Una "marea verde" reclamó en la plaza Independencia que el aborto sea legal y gratuito

Por octava vez, hoy se presentó en el Congreso un proyecto para despenalizar el aborto.

28 May 2019

Una multitud verde se instaló esta tarde frente a la Casa de Gobierno para pedir que el aborto sea "legal, seguro y gratuito". Mujeres, hombres, jóvenes y niños con sus pañuelos verdes se concentraron primero en la esquina de Mendoza y Virgen de la Merced, frente a la casa central del Siprosa. Allí, reclamaron a las autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia por las dilaciones en el acceso al aborto legal en el caso de Lucía, la nena tucumana de 11 años violada y embarazada por su abuelastro.

Desde ahí los manifestantes se dirigieron marchando a la plaza Independencia, donde, de espalda a la Casa de Gobierno, leyeron los fundamentos del proyecto de ley que volvió a presentarse ayer, por octava vez, en el Congreso Nacional.

LA GACETA/FOTO DE JULIO MARENGO

Al igual que en Tucumán, en alrededor de 100 ciudades de todo al país se realizaron manifestaciones masivas. Las marchas y el nuevo intento de que el Legislativo nacional apruebe la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), se dieron en el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres (#28M). La iniciativa tiene modificaciones respecto a la del año pasado, que había obtenido media sanción en Diputados pero luego no prosperó en el Senado.

"La marea verde ganó las calles y en algún momento vamos a tener el aborto legal, seguro y gratuito", dijo la diputada radical Teresita Villavicencio, quien había apoyado el proyecto y hoy estuvo presente en la plaza Independencia. 

LA GACETA/FOTO DE JULIO MARENGO

"Todas tenemos que tener el mismo acceso a la salud, hoy muchas mujeres abortan en la clandestinidad y eso muchas veces las lleva a la muerte, mientras que otras lo hacen en centros de salud y cuidadas por un médico", afirmó.

LA GACETA / FOTO DE JULIO MARENGO

Un tema que no se toca

Como en todas las marchas a favor del aborto legal, seguro y gratuito, abundan chicas y chicos adolescentes que se suman a la causa. Es el caso de Theo Grellet, de 19 años, estudiante de Biología.

"En mi familia es un tema que no se toca, que no se debate, que se esquiva. Mis padres conocen mi postura al respecto pero nunca se han manifestado a favor o en contra. Quizás estén a favor del aborto, pero no lo dicen, por miedo a lo que opine el resto de la familia, que son todos muy cristianos. Pero a mí me parece un tema en el que no se puede ser neutral", definió el joven. 

"Las apoyo a las mujeres y a todo cuerpo gestante, principalmente porque me parece una falta de empatía estar en contra de la legalización del aborto, es desconocer por todo lo que pasa una mujer o cualquier cuerpo gestante con un embarazo no deseado, sea o no producto del abuso, que en muchos casos es producido por el propio novio, esposo o familiar", agregó Theo.

Apoyo la causa desde el año pasado. Me crié con valores muy conservadores y mi familia está en contra de todo esto, porque son muy cristianos, muy de la Iglesia, y les choca que mi mentalidad sea distinta. Pero yo apoyo la lucha de las mujeres. Ojalá que se dé (esta nueva iniciativa de tratar el proyecto). El año pasado sufrimos mucho todas (tras la negativa en Senadores), pero creo que la gente ha cambiado y somos cada vez más", dijo Valentina Di Primio, de 18 años.

Rocío Rodríguez Vega, también de 18 años, contó que sólo se manifiesta y porta el pañuelo verde durante las marchas. "Mi familia es de gente grande, no quieren que me exponga, pero eso no significa que no estén a favor de mi manera de pensar y de mis ideas; lo hablamos mucho, y me pidieron que no ande con el pañuelo por todos lados para no exponerme", finalizó.

Comentarios