Copa de la Superliga: Atlético necesita otro partido perfecto

Luego del 3-0 a River, que parecía insuperable, Atlético deberá redoblar la apuesta y golear a Tigre para soñar.

25 May 2019
1

El tiempo suele dejarnos mal parados. A veces nos da la razón pero -hay que admitirlo-, no sucede la mayoría de las veces. En los cuartos de final (ida) de esta Copa de la Superliga que hoy tendrá a su primer finalista, Atlético hizo “el partido perfecto” ante River. O al menos esos creímos. Porque si aquel, que terminó 3-0 a su favor, fue perfecto, ¿qué queda para el que debe hacer hoy ante Tigre, desde las 18.45?

El equipo de Ricardo Zielinski deberá ganar al menos por 5 a 0 para forzar los penales y por una diferencia de seis goles si es que el de Néstor Gorosito llega a convertir un gol. ¿Acaso sería superar la perfección?

“Cinco goles es mucho pero siempre tenés la ilusión”, resalta el entrenador “decano” que sabe lo difícil que es hacer “el partido perfecto”. Ante un equipo como River, más “perfecto” que un 3-0 no se podía conseguir pero las leyes de esa perfección deberán ser desafiadas esta tarde.

“Seguramente generaremos situaciones. También vamos a tratar de estar muy finos a la hora de defender, todavía tenemos la ilusión de pasar”, agregó Zielinski que deja ver dos otros detalles para nada menores.

A la efectividad 100% que deberá aspirar, se le suma el aspecto defensivo. Si Atlético llegara a recibir un gol, deberá hacer nada menos que siete. Allí ya hablamos de un milagro ante un equipo como Tigre que, pese a estar descendido, mostró rasgos de equipo serio.

De eso se tratará este nuevo “partido perfecto” al que aspirará el “Decano”. Golear y evitar que le anoten. Exactamente lo contrario a lo que sucedió en el partido de ida en Victoria.

“Marcamos muy mal, fueron goles evitables”, reconoce Zielinski que añade una fórmula para hacer el milagro: “No tenemos excusa: tenemos que marcar en los primeros minutos”.

Los goles, si efectivamente van a llegar, pues que lleguen en cualquier momento pero el “Ruso” sabe de lo que habla: un 0-0 en el entretiempo no entregará la mejor de las señales como sí lo haría un 1-0 o un 2-0.

En 90 minutos, estamos hablando de que el equipo deberá convertir un gol cada 18 minutos, aproximadamente. Repetimos: pueden llegar todos juntos y si llegan, no importará, pero el sueño se irá alimentando a medida que pasen los minutos o desvaneciendo, si la ventaja no aparece.

Todo eso a favor tendrá Tigre, además del reloj. Del otro lado, Atlético quiere volver a hacer el partido perfecto.

Comentarios