Un pedido de Lola Mora

Bustos de presidentes para la Casa Rosada.

06 May 2019 Por Carlos Páez de la Torre H
1

YESO DE ROCA. Ejecutado por Lola Mora, quien aspiraba a que el presidente le confiase un encargo mayor.

La célebre escultora tucumana Lola Mora no ahorraba esfuerzos para vender sus trabajos. Un día ejecutó un par de retratos (posiblemente bocetos en yeso) del presidente Julio Argentino Roca, y se los envió “como testimonio de mi gratitud y simpatía”. Con ellos iba una carta, fechada en Roma el 7 de abril de 1899.

”No son -advertía- del todo a gusto mío en el parecido, pero considere el trabajo artístico y además que son sacados, el uno de una ilustración que no es perfecta, y el otro de una borrada fotografía”. Pero su deseo, “era y es hacer algo más grande y más completo”. Exponía el proyecto.

Aspiraba a “poder completar la galería de presidentes” con los bustos en mármol de cada uno. “Según me dijo el Dr. (Carlos) Pellegrini, faltan sólo seis o siete; y para el efecto mando una fotografía del busto que el Dr. Pellegrini tuvo la bondad de encomendarme, después de haber visto mis estudios hechos”. No terminaría su boceto de Roca, “hasta que tenga la suerte de tener un retrato de frente, que ya se lo pedí al Dr. (Osvaldo) Magnasco, junto con los de los otros presidentes, y aún alguno de los que formaron el primer Congreso en Tucumán, que me servirán para mi estudio que espero presentar en la Exposición de París”.

Se daba cuenta de que era “una falta de respeto” distraer al presidente con este tipo de pedidos. Pero “si acaso tengo el placer de ser favorecida del suceso de sacar bien todos los bustos, como el del Dr. Pellegrini y como viene el de V.E, mandaré primero las fotografías antes de pasarlos al mármol, para que si no son del gusto de V.E. me los devuelve y los vuelvo a hacer”. La misiva, que es inédita y se guarda en el Archivo General de la Nación, terminaba: “Mis respetos y le rogamos por favor no olvide sus súbditos de acá. Lola Mora”.

Comentarios