Con la presencia de Manzur se lanzó “Marea Verde”

Dimes y diretes electorales

07 Abr 2019

“La Marea Verde” se denomina la lista que encabezan el funcionario provincial Carlos Assán (va a legislador) y su hija, la legisladora Sara Assán (a concejala). El armado capitalino se congregó en las calles de Villa Alem, donde el gobernador, Juan Manzur, encabezó el acto partidario (foto 1). En la sede de 9 de Julio y Larrea, estuvieron además Mario Leito, candidato a intendente del PJ, y los ministros de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, de Seguridad, Claudio Maley, y de Interior, Miguel Acevedo. “Esta ‘marea verde’ viene trabajando; no desde hace un mes, para las elecciones, sino desde hace muchos años”, dijo Assán ante el bullicio de sus militantes.

DISTINTAS NOCIONES ACERCA DE LA “VERGÜENZA”

Los enojos de automovilistas con agentes de tránsito son moneda corriente. Pero en la mañana de ayer se produjo un altercado rayano en lo inédito: una fiscala de Instrucción increpó al subdirector de Tránsito de la Municipalidad, Enrique Romero, para reclamarle que los varitas dejaran de hacer sonar sus silbatos. El operativo de control se montó en 25 de Mayo, entre Corrientes y Córdoba. En esta última esquina, la fiscala le dijo de mala manera al funcionario que su madre no podía dormir por el ruido de los pitidos. “Es una vergüenza que hagan esto”, le grito ella. “Le puedo enseñar un poco de educación vial”, le ofreció él, irónicamente. “A mí no me tiene que enseñar nada. Es una vergüenza que monten operativos para que circulen los autos sobre calles semaforizadas”, tronó la fiscala. “No, señora: vergüenza es que los reyes del narcotráfico tucumano queden libres porque pasan dos años y no les elevan a juicio sus causas”, la chicaneó él. Y la integrante del Ministerio Público Fiscal se retiró indignada.

Los fiscales del senador

Habrá más de 3.000 mesas de votación distribuidas en la provincia el 9 de junio. Y los partidos que quieran presenciar desde los sufragios hasta las custodias de las urnas deberán afectar un fiscal en cada una de ellas. El alperovichismo está abocado a esa tarea. Ayer el senador José Alperovich, candidato a gobernador por Hacemos Tucumán, encabezó un acto de capacitación de sus fiscales partidarios de la Capital, en el Club Nicolás Avellaneda. “Juntos, y yo no tengo dudas porque ustedes me dan mucha fuerza, podemos cambiar nuestra querida provincia”, afirmó el ex mandatario (foto 2).

Radicales y una cuestión generacional

Los que comienzan y los experimentados. Y viceversa. En esos dos grupos podría encasillarse a los dirigentes de la Unión Cívica Radical (UCR) que se encuentran en plena puja por el armado de las listas de candidatos a legislador y concejal de la Capital. El funcionario municipal José Luis Avignone y el legislador Eudoro Aráoz siguen trabajando contrarreloj para poder participar de la contienda, ya sea en un lugar “salible” o con un “acople” que asome entre los más fuertes. Sin embargo, la lista “oficial” de Vamos Tucumán sería encabezada por el legislador José Canelada, y el resto de los espacios internos, como el que impulsa el concejal Agustín Romano Norri, apuntan a abrirles las puertas a dirigentes de generaciones más recientes.

Por la Capital

El ex diputado Federico Masso apunta a llegar a una banca legislativa por la Capital en los próximos comicios. Para ello, según las estimaciones, harán falta al menos unos 9.500 votos. El dirigente de Libres del Sur, sin embargo, les resta importancia a esos cálculos “Sigo convencido que la mejor encuesta es el cara a cara. Llevamos escuchando a decenas de miles de vecinos y vecinas. Sea cual sea el piso, por el que muchos se afligen, voy a llegar a la Legislatura para ser el instrumento que les permita a los tucumanos vivir mejor”, sostuvo el dirigente capitalino, que apoyará la reelección del intendente Germán Alfaro.

Incertidumbre en el Oeste

En Vamos Tucumán, como se denomina el frente Cambiemos en esta provincia, analizan si van con lista única en las secciones del interior. El legislador radical Raúl Albarracín, sin aparente lugar en el armado oficial, ¿podrá anotar un “acople” propio?

Comentarios