Los bebés prematuros también poseen anticuerpos maternos

Según una investigación un recién nacido de 24 semanas de gestación se protege contra virus.

20 Mar 2019
1

NEONATO. El estudio sirve para desarrollar mejores vacunas como una contra el virus respiratorio sinticial.

Los anticuerpos se transfieren de la sangre de la madre al feto, lo que le da al recién nacido una defensa pasiva contra la infección. Dado que la mayor parte de este proceso se lleva a cabo durante el tercer trimestre del embarazo, los médicos consideraban que los bebés muy prematuros no estaban protegidos por esos anticuerpos maternos. Sin embargo, nuevos estudios científicos determinaron que niños pequeños como los nacidos con 24 semana de gestación sí contarían con esos anticuerpos antivirales.

En una publicación de la revista Natura Medicine, investigadores del Instituto Karolinska y del Hospital Universitario Karolinska, en Suecia, señalaron que ya se debería cambiar el enfoque de la medicina en cuanto a la sensibilidad a la infección en los recién nacidos.

Tras analizar el repertorio total de anticuerpos antivirales maternos en neonatos “vimos que los bebés nacidos tan temprano como en la semana 24 también poseen anticuerpos maternos, lo que nos sorprendió”, dijo el autor del estudio, Petter Brodin, médico e investigador del Laboratorio de Ciencia para la Vida (SciLifeLab) y del Departamento de Salud de la Mujer y el Niño del Instituto Karolinska.

El estudio

La investigación comprendió a 78 parejas madre-hijo. De ellos 32 bebés eran muy prematuros (nacidos antes de la semana 30) y 46 nacieron a término completo. El análisis muestra que el repertorio de anticuerpos maternos fue el mismo en ambos grupos.

“Espero que esto nos haga cuestionar algunas ideas preconcebidas sobre el sistema inmunitario neonatal y la sensibilidad a la infección para que podamos cuidar mejor a los recién nacidos”, indicó el doctor Brodin. “Los bebés prematuros pueden ser especialmente sensibles a la infección, pero eso no se debe a que carezcan de anticuerpos maternos. Deberíamos concentrarnos más en otras posibles causas, tal vez como tener una función pulmonar poco desarrollada o barreras cutáneas más débiles”.

El estudio se realizó utilizando un método recientemente desarrollado para analizar simultáneamente la presencia de anticuerpos contra todos los virus que pueden infectar a los humanos (con la excepción del virus Zika, que se identificó más adelante). El método fue desarrollado por investigadores de Estados Unidos y se basa en la llamada exhibición de bacteriófagos, una técnica galardonada con el Premio Nobel de Química 2018.

El análisis se realizó en muestras tomadas al nacer y durante la primera, cuarta y duodécima semana de los recién nacidos. Los científicos encontraron que la protección ofrecida por los anticuerpos tenía diferentes duraciones dependiendo del virus, lo que puede sugerir que su transferencia durante la etapa fetal está regulada en lugar de ser aleatoria, una posibilidad que el grupo ahora está examinando.

El estudio también muestra qué partes de las proteínas del virus atacan los anticuerpos, información que es importante en el desarrollo de vacunas, señala Brodin. “Si todos los anticuerpos maternos se dirigen a una parte específica de una proteína viral, es importante saberlo porque en esa parte debe basarse una vacuna”, explica Brodin. Espero que otros puedan usar nuestros resultados para desarrollar mejores vacunas, como contra el virus respiratorio sinticial, que causa mucho malestar a los bebés cada invierno”.

Comentarios