Un triste panorama mostró Raco a lo largo del verano

19 Mar 2019

Una lectora, que durante las vacaciones estivales veranea en la localidad de Raco, envió las fotos que publicamos arriba, mostrando los motivos de su desagrado: el desorden que, afirma, hay en esa zona de las serranías tucumanas. Dice que durante todo el verano las calles estuvieron en malas condiciones; muy poceadas, las que tenían algo de ripio, o llenas de barro donde sólo existe tierra. Los yuyales avanzaban sobre las calles y la basura se amontonaba ante la falta del servicio de recolección habitual, conformando un panorama que no sólo aleja a los turistas, sino que desalienta a los mismos propietarios de viviendas.

Puesteros en Mendoza al 800

Una vecina que transitaba por calle Mendoza al 800 se alegró porque avanzan las obras de transformación de esa arteria en peatonal. Sin embargo, se quejó por el entorno de descontrol que existe en la zona, porque proliferan puestos de venta de frutas y de verduras, pochocleros y de ropa interior y baratijas. Opina que la Municipalidad debería anticiparse a lo que, con seguridad, sobrevendrá cuando terminen los trabajos: un festival de verduleros y feriantes que sólo generarán caos y suciedad.

Basura y aguas servidas en Yerba Buena

Mal olor, basura acumulada y derrames cloacales frente a una farmacia, y a pocos metros de la sede municipal de Yerba Buena. Un lector se queja por la situación que hay en Magallanes al 1.900, desde noviembre pasado, en lo que sería el estacionamiento de un conocido bar yerbabuenense. Afirma que los inspectores municipales pasan por el lugar, observan la situación y nada resuelven.

Calle destruida frente a la cárcel

Una lectora envió la foto superior, denunciando la situación que hay en avenida República del Líbano, frente a la cárcel de Villa Urquiza, y hasta la esquina con Venezuela. Cuenta que, como es su paso obligado a diario, debe hacer malabares para evitar recibir salpicaduras de los autos, camionetas y camiones que transitan por el lugar y arrojan aguas servidas sobre la veredas y la misma calzada. Agrega que la calle fue repavimentada el año pasado, pero que ya está destruida.

¡Sólo pintaron los parantes rotos!

Córdoba y Virgen de la Merced (ex Rivadavia), esquina noroeste, frente al Colegio del Huerto. Las barras verticales de protección colocadas en la ochava fueron embestidas por un auto y quedaron muy dañadas, cuenta un vecino. La municipalidad capitalina, en lugar de reemplazarlas o repararlas, prefirió pintarlas de negro y amarillo y disimular los daños, pero los vecinos quedamos desprotegidos, protesta el lector.

Comentarios