Locura por una entrada: los hinchas de San Martín pasaron la noche para estar ante Boca

El "Santo" recibe al "Xeneize" mañana en La Ciudadela y los fanáticos soportan el frío y la lluvia por obtener un lugar para el partido. Video.

16 Mar 2019

San Martín tiene todo listo para recibir a Boca y los hinchas deliran por conseguir una entrada al duelo que arrancará mañana a las 20, en La Ciudadela.

Ni bien comenzó la venta de entradas para socios, los fanáticos colmaron las boleterías. Pero la historia no terminó ahí: horas antes de que salieran a venta el resto de los tickets, los hinchas se instalaron en los alrededores del estadio y la sede de Pálpitos 24, en el centro, a la espera de su turno.

EN LA CIUDADELA. Los FOTO SACADA DEL FACEBOOK DE ABEL HERRERA

No importaron la lluvia ni el frío. Miles de hinchas de San Martín sólo se retiraron del lugar cuando tuvieron la entrada en su mano.

Bronca y disturbios

"No hay más entradas”, dijo una voz dentro del local cuando el reloj marcó las 11.40 y los hinchas aún hacían cola en la sede del centro. “Supuestamente se quedaron sin entradas. Dicen que se vendieron las 5.000. Pero estamos desde las 23.30 de ayer. Mojándonos, con frío, con hambre, sin ir al baño para llegar hasta la entrada y nos acaban de decir que no hay más”, sostuvo Lucas, uno de los hinchas que mostró su descontento a la organización.

En ese momento comenzó la especulación de otros fanáticos que salieron hacia la cancha con la esperanza de conseguir ahí las últimas entradas ahí. Luego, desde el club anunciaron que las entradas populares sólo podrán conseguirse en las boleterías del estadio.

Minutos más tarde comenzaron los disturbios en el centro que fueron frenados por infantería. La Policía mantuvo cortadas las calles a la altura de Corrientes al 600 y Maipú al 500 para evitar que los incidentes pasaran a mayores.

Enojo de los vecinos

"Somos vecinos de Corrientes al 600 y desde anoche no podemos salir de nuestras casas porque los hinchas estuvieron toda la noche a los gritos. Llamamos al 911 pero nunca vinieron y todo por la venta de entradas. Es vergonzoso", comentaron a LA GACETA habitantes de la zona que fue copada por los fanáticos del "Santo" durante toda la madrugada y el día.

Comentarios