Lindas motos, buen desafío

La prueba privilegia la precisión, más que la velocidad.

14 Mar 2019

A la pista del ex autódromo “Nasif Estéfano” le hacía falta una visita como la que tuvo ayer: los “800 KM Ruta 40 Norte”. Después de un tiempo, el asfalto recibió actividad competitiva, esta vez, con la prueba turístico-social-deportivo, tal como la califican quienes que crearon el evento cuya edición 11 comenzó en “El Jardín de la República”. La prueba no privilegia la velocidad, sino la regularidad de los pilotos que conducen las robustas motocicletas. Por ello, los escapes no hicieron un ruido ensordecedor, al contrario, era casi imperceptible al momento de competir. El parque 9 de Julio cambió su aspecto, de la mejor manera, en un día de semana. La situación fue inusual: una caravana de motos clásicas y contemporáneas de colección transitando por la avenida Soldatti hasta el autódromo.

LARGADA. Una Triumph de tres ruedas, una Honda y otra Triumph, en punta. La primera era la más llamativa de la caravana.

Ducati, Honda, Yamaha, BMW, Triumph fueron las marcas que coparon la competencia. Antes de llegar a una de las 11 provincias que forman parte de la Ruta 40, los regularistas cumplieron con dos primes en territorio tucumano. La primera prueba en el autódromo debía cumplirse en cuatro minutos, con 11 puestos de control (las ruedas de las motos pasan por unas mangueras a distintas distancias) a los que se debía llegar en un tiempo asignado por la organización. Ayer los primes restantes se hicieron en Tafí del Valle donde la dificultad crecía, ya que el terreno era de ripio y el último en una estancia de Cafayate, ya en Salta.

Hoy habrá otras tres pruebas especiales con la particularidad de que los pilotos llegarán a los 3.500 metros sobre el nivel del mar en Piedra del Molino. Entre mañana y el sábado se harán seis especiales más.

Comentarios