Tras la muerte de la adolescente en “La Bombilla”, se entregó el taxista a la Justicia

El hombre dijo que disparó para defenderse después de que le robaran su celular.

07 Mar 2019
1

PRISCILA ALANÍS

Un celular fue clave para esclarecer el crimen de la adolescente del barrio Juan XXIII (“La Bombilla”). El teléfono pertenece al conductor del taxi que habría sido el autor del disparo que le provocó la muerte a la menor de 15 años. El hombre, cuyo nombre no trascendió, se presentó ante la Justicia y dijo haber sido víctima de un robo y que él sólo se defendió.

El lunes a la 1.30 se escucharon al menos cuatro disparos en Juan José Paso al 2.200. Uno de esos proyectiles hirió mortalmente a Priscila Alanís. Los vecinos responsabilizaron a un taxista. Contaron que la adolescente había ido a bailar a Central Córdoba y que ella regresó a su casa en un taxi Chevrolet; además, dijeron que el hombre habría comenzado a disparar sin razón. También entregaron un celular que sería del chofer. Personal de la División Homicidios, al mando de los comisarios Jorge Dip y Diego Bernachi, identificó al titular de la línea y lo fue a buscar a su vivienda.

El hombre, según fuentes judiciales, al verse acorralado, decidió presentarse ante la fiscala Adriana Giannoni. Contó que la joven, con al menos otros dos chicos lo asaltaron en esa cuadra y que ella le quitó el teléfono que tenía en el auto. También contó que, al verse amenazado, disparó para protegerse. Su testimonio no coincide con la hipótesis que manejan los investigadores. La familia de la joven negó rotundamente que ella haya robado algo al taxista. “Siempre pasa lo mismo. ¿Porque vivimos en La Bombilla vamos a ser siempre culpables? Ella no tenía antecedentes y jamás se metió en problemas”.

Comentarios