Carta amenaza al conductor que chocó a dos supuestos ladrones

El incidente había ocurrido el 9 de febrero; uno de los sospechosos murió por el choque.

02 Mar 2019 Por Gustavo Rodríguez

El conductor del Toyota Corolla que atropelló a presuntos motochorros en la noche del 9 de febrero -causando la muerte de uno de ellos- denunció que tanto él como sus familiares recibieron amenazas por parte del entorno de los atropellados.

Mientras avanza la investigación del incidente que derivó en la muerte de Luis Emanuel Rojas, el hombre que lo atropelló, un estudiante universitario de 30 años, fue amenazado anónimamente a través de un manuscrito.

Las teorías y el hecho

Una primera versión apuntaba a que Rojas y Franco David Pistán circulaban en una motocicleta Honda CG 150 a las 21.50 del sábado 9 de febrero. En el cruce de las calles Ernesto Padilla y San Lorenzo, fueron embestidos por un Toyota Corolla negro, que se dio a la fuga. Los testimonios reunidos y un arma encontrada en la escena indicaron que podría haberse tratado de un episodio de justicia por mano propia.

El miércoles siguiente, sin embargo, el mismo conductor se presentó voluntariamente ante la fiscala Adriana Giannoni, pidiendo contar lo que había pasado, sin testificar como imputado, puesto que no tenían elementos para acusarlo de algún delito en primer lugar.

Fuentes judiciales y la defensora del muchacho, Silvia Furque, explicaron que él dijo que iba en el vehículo con su esposa embarazada de seis meses y sus dos hijos cuando fue abordado por dos jóvenes. Declaró que les entregó el celular, pero le pedían más, por lo que huyó por calle Padilla. Agregó que sus perseguidores iban acompañados por otros dos desconocidos en otra motocicleta, dato inédito de la investigación. Según relató, él “tocó” la moto en la que iban Pistán y Rojas cuando se volvieron a colocar a la par de su auto. Esta admisión confirmaría el testimonio de una quiosquera de esa esquina, que dijo que vio al automovilista dar volantazos para derribar la motocicleta.

Los testimonios del conductor del Corolla no pudieron ser confirmados en primera instancia, por la falta de actuaciones policiales. El primer fiscal que tomó el caso, Claudio Bonari, lo caratuló como lesiones culposas.

Rojas, que estaba a la espera de ser enjuiciado por doble homicidio, murió horas después de ser atropellado. A partir de ahí, la investigación pasó a manos de la fiscalía de Giannoni, especializada en homicidios.

Pistán, por otro lado, no fue aprehendido por el supuesto robo, ni por -supuestamente- circular armado.

Amenazas

Ahora, el conductor del Corolla recibió una nota de papel anónima escrita a mano, en la que él y sus familiares son amenazados. El autor de la carta escribió que conoce los movimientos de las personas cercanas al hombre. Este hizo una presentación ante la fiscalía de Giannoni, y ella dispuso protección policial tanto para el conductor como para sus familiares.

A su vez, se esperan los resultados de las pericias que se le realizaron al auto el jueves. El vehículo había sido puesto a disposición de la Justicia por el conductor cuando contó su versión del incidente.

Prosiguiendo con las indagaciones, se revisarán cámaras de seguridad del lugar, y se reunirán testimonios del hecho.

Por ahora, el conductor no tiene ninguna imputación, pero podría recibir una por el cargo de homicidio doloso. Por otro lado, si actuó en defensa propia, podría ser absuelto o acusado de exceso en la legítima defensa, o de homicidio simple.

Según informaron fuentes judiciales, Giannoni esperará a que avance la investigación y a la remisión de los informes correspondientes para poder determinar el procedimiento y la imputación del conductor.

Comentarios