Strogman: una disciplina que toma fuerza

Algunos de los hombres más fuertes de Sudamérica competirán por primera vez en Tucumán.

02 Mar 2019 Por Federico Espósito

Es probable que alguna vez haciendo zapping se haya detenido aunque sea por unos minutos en alguna de esas competencias de fortachones que levantan piedras enormes, cargan troncos o barriles pesadísimos, y remolcan camiones con una cuerda tirada por sus propias manos. Eso es lo que se conoce como atletismo de fuerza o strongman (del inglés “hombre fuerte”), disciplina que goza de gran popularidad en Estados Unidos y Europa, pero que en los últimos años ha ido ganando su propio espacio en Latinoamérica. De hecho, este fin de semana, Tucumán tendrá su primer evento de strongman: será mañana a partir de las 14.30 en el anfiteatro de El Cadillal. Allí se congregarán algunos de los atletas más fuertes de Sudamérica.

Entre ellos estará el tucumano Jorge Taffaja, organizador de la competencia y pionero en la materia por estos lares. “Empecé en 2010, cuando tuve mi primer torneo, y desde entonces nunca más dejé. Los primeros años estuve bastante solo, casi nadie conocía de esto, la difusión era nula y aparte existía ese tabú de que se trata de una actividad que sólo pueden practicar los tipos que miden dos metros y pesan 150 kilos. Por fortuna, después se fue abriendo el panorama, se sumaron nuevos amigos y ahora somos un grupo más grande de gente que lo practica, al punto que ya tenemos diferentes categorías”, cuenta Jorge, consagrado como “el hombre más fuerte de Sudamérica”. En estos años que lleva en el atletismo de fuerza, Jorge ha participado en eventos internacionales de gran calibre, como el Arnold Classic en Río de Janeiro (organizado por Arnold Schwarzenegger), en el que fue el primer argentino en alcanzar el podio. Además, realizó algunas exhibiciones en programas de televisión, como “¿Cuál es tu récord?”, conducido por José María Listorti, o una en Canal 10. “Sin embargo, esta es la primera vez que se va a hacer aquí en Tucumán un torneo así, y de un nivel tan alto”, anuncia Jorge.

No confundir

La identificación del strongman con la halterofilia (levantamiento de pesas) y el powerlifting (levantamiento de potencia) es tan frecuente como errónea. Si bien guardan relación por tratarse de disciplinas de fuerza, existe una clara diferencia en los movimientos.

La halterofilia apunta a levantar barras con pesas por encima de la cabeza, sea en uno o dos tiempos, y se puntúa de acuerdo al peso máximo que se levante. El powerlifting también es de movimientos estáticos, es decir en el mismo lugar, pero la trayectoria del levantamiento es más corta, por lo que importa más la fuerza que la técnica que requiere la halterofilia. Finalmente, en el strongman se combinan algunos ejercicios de ese estilo con otros más dinámicos, como cargar objetos de peso y transportarlos por tramos de aproximadamente 20 metros, o hacer la mayor cantidad de repeticiones en una determinada cantidad de tiempo. “El strongman es el más completo, porque involucra técnica, fuerza estática, fuerza explosiva y fuerza dinámica, poniendo a prueba tu máxima resistencia”, detalla Taffaja.

Más datos

• Preparación: “uno nunca deja de entrenarse, pero a la hora de competir, generalmente se ejercita cuatro veces a la semana y tres horas por día. Son entrenamientos de alta intensidad, buscando mejorar los pesos que se levantan”.

• Alimentación: “es muy natural. Consiste principalmente en carnes, verduras y pasta. El consumo calórico para este tipo de actividad es muy alto. Yo como entre seis y ocho veces al día”.

• Celebridad: Hafþór Júlíus Björnsson, el islandés que personifica a Sir Gregor Clegane (”La Montaña”) en la serie Game of Thrones, compite regularmente en strongman y es el hombre más fuerte de Europa y el segundo mejor del mundo.

Comentarios