Para sacar el acta de nacimiento hay que hacer una fila de tres horas y esperar una semana

La fila del box de partidas de nacimiento estaba abarrotada ayer. En la sede del Registro Civil, los ciudadanos se quejan por el tiempo perdido, el calor y la mala atención. La directora Carolina Bidegorry atribuyó la situación a la “época del año”.

22 Feb 2019
1

PACIENCIA. La cola en el Registro Civil es larga y sofocante. El lugar está sucio y el aire acondicionado funciona mal. foto de hernán miranda

El jueves por la mañana cuesta respirar dentro de la casa central del Registro Civil sita en la calle Ayacucho 387 de esta ciudad. Más de 70 ciudadanos esperan para solicitar un acta de nacimiento: sólo tres empleados atienden las peticiones. El lugar está abarrotado y el piso, sucio; un aire acondicionado calienta el ambiente, y en el techo hay huecos y focos quemados. Las embarazadas y los ancianos no tienen prioridad en la cola: ellos, como los demás, pasarán cerca de tres horas allí. Luego, tendrán que esperar una semana para recibir la partida certificada: es lo que informaban en el salón. Pero Carolina Bidegorry, directora del Registro Civil, aseguró que el trámite demora 48 horas.

Detrás de la mesa de entrada, en la pared de la izquierda, Juan Manzur aparece retratado con la banda gubernamental y el bastón de mando. Justo al frente de la imagen, Lorena Córdoba, de 37 años, se queja del servicio: “la atención al público es lamentable. Cuando vine hace dos años también me sucedió lo mismo. No cambia nada, nadie controla nada en esta provincia”.

Aunque salió temprano de casa para hacer el trámite, son las 12 y Córdoba todavía está cerca de la puerta. “Yo me fui al Registro Civil de la 24 de Septiembre a las 9.45. Llegué, pregunté si ahí podía sacar mi acta de nacimiento y me dijeron que sí, que haga la fila. Hice una hora de fila, y a las once salieron por la ventana y me dijeron que no, que para sacar el acta tenía que dirigirme a la Ayacucho. Estuve una hora allá y ya llevo otra hora acá. Y encima al acta me dicen que me la van a dar en una semana”, protesta indignada.

Un poco más adelante en la fila, Anahí Sanna, de 26 años, cuenta que es la segunda vez que viene en los últimos tres meses. “Yo necesitaba el acta para hacer un trámite de ciudadanía y estoy desde noviembre con esto porque me la hicieron mal. Entonces tengo que rectificarla y recién me la van a dar la semana que viene. Yo necesito obtener mi ciudadanía extranjera cuanto antes, pero me retraso por culpa de ellos”, reclama.

Para Sanna, estos problemas no son inevitables. “Esto se podría mejorar con más gente y una ventanilla online”, propone. Sobre los escritorios hay muchos papeles y pocas computadoras. En el box de inscripción de nacimientos, dos empleadas conversan indiferentes durante media hora; en el de defunciones, otra comenta por teléfono que en la sala hace calor. Al mismo tiempo, en la fila una señora se abanica y un joven transpirado intenta no dormirse.

Daniel Oyola le toma la mano a su hija de siete años. “La atención al público es pésima. Aquí perdés la mañana”, reprueba Oyola, que tiene 50 años. Si bien su hija está junto a él, otros niños se alejan de sus padres y juegan. Los chicos de Mónica Motar, en cambio, se quedaron en casa: “dejé a mis cuatros hijos con mi papá, que es un hombre grande, porque aquí se demoran muchísimo y no hay prioridad”, rezonga. Entre tantos tucumanos molestos, Silvia Villa, de 55 años, sólo expresa resignación: “hará dos y horas media que estoy esperando acá, pero ¿qué se le va a hacer?”, Entonces se le acerca Aníbal Aguad, de 48 años, grita: “son unos sinvergüenzas. Hace tres horas estoy haciendo cola. Hay que echarlos a todos”. (Por Hernán Miranda)

La cola da una vuelta

1. La fila para solicitar un acta de nacimiento llega a dar una vuelta entera al local. Al mediodía hay tres empleados para cerca de 70 personas.

2. Un ciudadano demora entre dos y tres horas para toda la cola. No hay una fila de prioridad. El lugar es caluroso y no está limpio.

3. Según la directora del Registro, la entrega del acta demora 48 horas, pero los entrevistados aseguran que el trámite tarda una semana.

Esta nota fue anteriormente contenido premium, sólo accesible por usuarios registrados.

Comentarios