Kirchneristas piden unidad al PJ para ganar a Vidal en Buenos Aires

Los distintos sectores del justicialismo bonaerense exhibieron ayer una “foto de unidad”. Unidad Ciudadana y dirigentes de otras corrientes del peronismo se encontraron en territorio bonaerense. No hay candidaturas definidas, pero sí avanza la idea de un frente.

22 Feb 2019
1

ACTO BONAERENSE. Líderes kirchneristas y peronistas ayer en La Matanza. télam

BUENOS AIRES.- “Buscamos sellar la unidad del peronismo bonaerense para enfrentar a (Mauricio) Macri y a (María Eugenia) Vidal. La unidad en la provincia de Buenos Aires es el inicio del triunfo a nivel nacional”, aseguró el diputado nacional de Frente para la Victoria (FPV) y presidente del Congreso del PJ, Fernando Espinoza. Entre bombos y trompetas, propios de la liturgia justicialista, el encuentro buscó sellar alianzas entre el PJ, Unidad Ciudadana -encabezado por la ex presidenta Cristina Kirchner- y el Frente Renovador (FR) de Sergio Massa con vistas a las próximas elecciones.

El polideportivo Alberto Balestrini de Lomas del Mirador amaneció ayer con una gran afluencia de militantes de La Matanza y otros municipios. La intendenta y anfitriona del evento, Verónica Magario, señaló que apuntan a “definir un gran espacio para que todos podamos ganar”. “Estoy segura de que esto va a ser así. En la provincia vamos a ir todos juntos”, declaró en una entrevista a Télam.

Las postales del encuentro incluyen a figuras como Martín Isaurralde, Roberto Baradel, Hugo Moyano, Máximo Kirchner, Fernando Gray y otros jefes municipales bonaerenses. Aunque no se encontraba obligado a concurrir, la ausencia del ex ministro de economía Axel Kicillof no pasó inadvertida. Kicillof suena como el posible candidato kirchnerista a competir por la gobernación bonaerense. A diferencia de lo que sucedió en 2017, peronismo y kirchnerismo buscan confluir en una sola oferta, como ya sucedió en Entre Ríos y Santa Fe. Alberto Descalzo, intendente kirchnerista de Ituzaingó, aseguró que hay diálogos con todos los sectores.

Dos excepciones

En Entre Ríos la unión ya es un hecho. El único impedimento para que el actual gobernador Gustavo Bordet alcanzara su reelección era la candidatura de Sergio Urribari, ex mandatario provincial y partidario de Unidad Ciudadana. No obstante, el mes pasado acordaron una lista de consenso y zanjaron sus diferencias. En Santa Fe, y pese a que Fernández de Kirchner bajó las candidaturas de sus dirigentes y ordenó apoyar al senador provincial Omar Perotti, la diputada justicialista María Eugenia Bielsa agitó la interna del peronismo al lanzar su postulación.

En La Pampa el triunfo del kirchnerismo generó recelos en la interna peronista por Santa Rosa. “Se me cruzó Cristina”, había afirmado el peronista Jorge Lezcano (ungido por el actual gobernador Carlos Verna) frente a la victoria del precandidato camporista Luciano di Nápoli. En Mendoza, aunque habrá internas, descartan las rupturas ya que la precandidata kirchnerista, Anabel Fernández Sagasti, participa activamente de las reuniones del PJ.

Las excepciones a estos acuerdos se encuentran en San Luis, donde los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, compiten en un fratricidio electoral por alcanzar la gobernación, o en Tucumán, donde tanto el gobernador Juan Manzur como el senador José Alperovich reivindican su pertenencia al espacio de la ex presidenta. (Télam)

Comentarios