Que vuelvan los goles a Atlético

Atlético visita a Boca con la misión de volver a anotar y no caer en una racha histórica.

20 Feb 2019
1

ENTRENAMIENTO. LA GACETA/ ANTONIO FERRONI

Atlético empezó el 2019 tal como había terminado 2018: haciendo goles. El 4-1 ante Gimnasia de finales de enero, hacía pensar que la hoja del calendario no había sido cortada. El equipo más goleador de la Superligera (hasta allí) seguía rompiendo las redes de sus rivales. Nada hacía suponer la sequía que llegaría después. Una sequía (ya lleva tres partidos sin hacer goles) que -de prolongarse en el partido de hoy ante Boca en La Bombonera a las 21- será la más larga en los últimos 24 años.

Quizás la partida de Luis Rodríguez y Guillermo Acosta podían ser advertencias de que algo similar podía pasar. Después de todo son 11 goles los que entre los dos le aportaron al equipo en la primera mitad de la Superliga. Pero esa actuación ante el “Lobo” con Leandro Díaz encendido en la definición y la descarga, Mauro Matos efectivo y Favio Álvarez creativo, pareció una muestra de superación ante ese panorama. Pero no.

El 0-3 ante Patronato, el 0-0 frente a Talleres y el 0-3 contra Unión forman parte de una seguidilla mediocre para el equipo en ataque y también en defensa aunque este tema no vaya a ser tratado aquí, particularmente.

Si el equipo no convierte esta noche igualará a la racha que Atlético padeció en la temporada 1994/95 del Nacional B. 0-2 ante Quilmes, 0-4 con Central Córdoba de Rosario, 0-3 frente a Estudiantes (LP) y 0-2 contra Douglas Haig. Cuatro partidos oficiales seguidos sin hacer hacer goles. Algo que jamás había sucedido desde esas cuatro derrotas sufridas en marzo de 1995.

Justo Atlético. Que aún a pesar de la racha, está bien arriba en ese apartado de la Superliga. Solo Racing, uno de los punteros, tiene más goles que el “Decano”: 35 contra 31.

¿Qué pasó en el equipo, además de las salidas de dos de sus fuentes principales de gol? “No somos Bayern Munich, no hay que creer que vamos a ganar y golear todos los partidos”, sostuvo Ricardo Zielinski después del 0-0 ante Talleres. La idea era calmar a hinchas y periodistas que se desesperaban luego de dos partidos sin victorias (ni goles).

El “Ruso” tiene un punto: Atlético está cuarto (con un partido adeudado y que pagará hoy) entre 26 equipos y actualmente se está clasificando a la Copa Libertadores 2020. Pretender mucho más es descabellado pero hay que cortar estos 15 días sin un gol.

Porque lo extraño en estos tres partidos, además de que Atlético no hizo goles, es que no generó situaciones. Ni en su visitas al litoral de nuestro país (Santa Fe y Entre Ríos) ni ante los suplentes de Talleres que vinieron al Monumental para que un descansado equipo de titulares consiga la clasificación en las fases previas de la Copa Libertadores.

Porque en la primera mitad de la Superliga también tuvo partidos con la valla del rival en cero: Lanús (0-0) y Godoy Cruz (0-1). Pero en esos partidos, sobre todo en la derrota ante el “Tomba”, generó bastante peligro en el área contraria. Un tiro del “Pulguita” en el travesaño ante el “Granate” y cerca de ocho situaciones claras en el estadio Malvinas Argentinas.

En los últimos tres partidos disputados, la historia fue muy diferente.

Ni Díaz ni Álvarez volvieron al nivel de ese primer partido. Matos jugó menos pero tampoco tuvo chances. Javier Toledo tampoco fue una solución para Zielinski ni para sus compañeros en ataque.

Con algunos de ellos en el equipo titular y con otros en el banco, Atlético buscará cortar la sequía esta noche. Para evitar una marca de las que no se quieren alcanzar y para justificar porqué es un equipo goleador.

Comentarios