La Provincia había dicho que la Nación ya no se hacía cargo

En una entrevista de hace dos semanas, el ministro Garvich negó que la Casa Rosada transfiriera dinero para transporte público.

19 Feb 2019

En una entrevista publicada por LA GACETA el 6 de febrero, el ministro de Economía de la Provincia, Eduardo Garvich, se había expresado preocupado por los efectos de la transferencia de gastos federales a las provincias. “La Nación ya no se hace cargo del subsidio para la tarifa social de la luz y tampoco del subsidio para el transporte público de pasajeros. Ambas cuestiones impactan directamente en las tarifas. Pero, además de situaciones como esta, nos enfrentamos a que el Plan Remediar ya no está cubriendo todos los medicamentos de antes, con lo cual también la Provincia tiene que asistir en esos casos”, había considerado el titular de Economía.

Cuando se acordó la transferencia de gastos, la Casa Rosada indicó que se compensaron ampliamente esos recursos a las provincias. Al respecto, Garvich sostuvo que la expresión “las provincias” es una generalización dentro de la cual Tucumán no se ve beneficiada. “La Nación alega que compensó las partidas mediante el Pacto Fiscal. Tucumán, en ese contexto, también redujo alícuotas de impuestos provinciales. Y la Casa Rosada adujo que giraría recursos provenientes del gravamen de la renta financiera. Pero en ese contexto, hubo provincias muy beneficiadas, como Buenos Aires; otras que salieron empatadas; y otras como Tucumán, que perdieron mucho”, puntualizó. Para traducirlo a números, Garvich redondeó la pérdida del erario provincial en $ 8.000 millones. Una mitad por la caída de subsidios y la otra por la merma en la recaudación directa como consecuencia de la reducción de alícuotas de tributos locales.

En el reportaje, el funcionario del Gabinete de Juan Manzur también había expresado su preocupación por los efectos de la recesión nacional y el impacto social de la crisis. “Si la recaudación alcanza los niveles proyectados, vamos a ‘vivir’ el año. Sin nada que nos falte, sin nada que nos sobre”, había considerado respecto a la proyección anual de las finanzas públicas.

El ministro explicó que el retraimiento de la economía no se traslada simétricamente a las cuentas públicas provinciales, sino que en este último caso el desplome es mayor. “Si la economía cae un 3%, la merma de la recaudación es mucho más profunda porque la gente prioriza los gastos básicos y deja de pagar de impuestos”, puntualizó. Y se explayó: “hace varios meses que la recaudación crece por debajo de la inflación”.

Otra inquietud en el Poder Ejecutivo provinciales son las consecuencias sociales que derivan de la crisis económica en el país, según manifestó Garvich. El ministro recordó que la Provincia mantuvo abiertos los comedores escolares durante el verano para brindar contención alimentaria a los niños. Además, señaló que no descartan que se deba incrementar la asistencia nutricional para adultos mayores.

Comentarios