En Tucumán aún no hay dengue, pero sí hay preocupación - LA GACETA Tucumán

En Tucumán aún no hay dengue, pero sí hay preocupación

El gobernador Manzur dijo que se aumentó la vigilancia debido a otros casos en la región

08 Feb 2019
1

PICADURA. El mosquito Aedes aegypti es el agente transmisor del virus.

En Tucumán aún no hay dengue, pero hay que tener cuidado. A nivel nacional, las autoridades encendieron una voz de alerta y pidieron intensificar la vigilancia. La prevención es clave, en especial, ahora que se registraron casos en Salta, Misiones, Formosa, Santa Fe y la Ciudad de Buenos Aires.

El último boletín de la Secretaría de Salud de la Nación contabiliza, en lo que va del año, 35 casos positivos de dengue: 28 sin antecedentes de viaje y siete correspondientes a personas que se habían trasladado a otras zonas antes del inicio de los síntomas. Fiebre, dolor articular, náuseas son las primeras señales a las que se debe prestar mucha atención por el virus transmitido por el mosquito Aedes aegypti.

El escenario nacional de alerta se debe a que la transmisión localizada se registró en tres áreas: Orán y Tartagal (en Salta), y la ciudad de Santa Fe. Además hubo casos aislados en Puerto Iguazú (Misiones), en la localidad de Ingeniero Juárez (Formosa) y en la Ciudad de Buenos Aires (se trata de tres integrantes de una familia que habían pasado las vacaciones en Brasil y un chico de 15 años, sin antecedente de viaje, que presentó buena evolución).

En Tucumán, el Sistema Provincial de Salud aclaró que la situación es diferente. “No hay casos de dengue en Tucumán” afirmó a LA GACETA el doctor Alejandro Ramírez, jefe del área de Epidemiología del Siprosa. “Hay un seguimiento epidemiológico de casos febriles, donde se evalúan varias patologías; incluida el dengue, pero no tenemos casos”, remarcó el especialista.

El boletín de la Secretaría de Salud de la Nación precisó que la vigilancia se mantuvo activa. Con ese objetivo, en lo que va del año, se registraron 415 casos sospechosos de arbovirosis en 15 provincias. Además, el número de casos sospechosos notificados por semana mostró un ascenso, con un promedio de 100 casos sospechosos semanales en las últimas tres semanas.

Ayer, antes del mediodía, el gobernador Juan Manzur se reunió con la ministra de Salud, Rossana Chahla, y parte del equipo de colaboradores del área. En ese encuentro se resaltó la necesidad de que haya un control exhaustivo de todos aquellos casos febriles que existan para detectar a tiempo la presencia del mal.

Manzur reconoció que la circulación de la enfermedad ya es viral en áreas puntuales del país, tal como lo advirtió la Secretaría de Salud de la Nación. De todos modos, remarcó que aún no se registraron casos en la provincia.

“Es un tema que conozco en detalle -afirmó Manzur-; normalizamos esa situación, generamos las respuestas y estas cosas son las que no tienen que volver a ocurrir. Por eso hoy en Tucumán aumentamos la vigilancia y el control para el monitoreo”, insistió.

Durante la gestión presidencial de Cristina Fernández de Kirchner, Manzur fue ministro de Salud del gabinete nacional. Cuando asumió en 2009 ocurrió una de las grandes epidemias que tuvo Argentina vinculadas al dengue. Ayer, el mandatario tucumano recordó aquel tiempo y dijo que conoce en detalle cómo afrontar estas situaciones. Los especialistas advirtieron los cuidados a tomar en cuenta: mantener la higiene, no dejar restos de comida, guardar la basura en recipientes sólidos y con tapa (y si no hay recolección, quemarla o enterrarla), cortar pastos y malezas y ventilar lugares cerrados antes de ingresar a esos sitios.

Comentarios