En San Martín tendrán la guardia alta, hasta el final

Los jugadores apoyaron el mensaje que impulsó Sagra.

05 Feb 2019
1

A LEVANTAR CABEZA. El plantel “santo” arrancó una semana en la que intentarán pulir detalles para dejar atrás el mal momento. Ganar en Mendoza es el objetivo inmediato que tienen en La Ciudadela. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio

Las palabras de Roberto Sagra post derrota con Defensa y Justicia impactaron fuerte puertas adentro. El presidente salió a bancar al cuerpo técnico y a los jugadores, dejando en claro que todos juntos darán pelea. “Tenemos un equipo que luchará hasta el final del campeonato. No vamos a bajar los brazos, defenderemos la categoría hasta la última fecha”, fue el mensaje de Sagra tras ese golpe del “Halcón” que dejó herido a más de uno en La Ciudadela.

Por el momento, ese espaldarazo rindió los frutos. Durante la primera práctica de la semana, en la que Gastón Coyette se reencontró con sus pupilos tras el 1-2 contra Defensa y Justicia, el mensaje general que salió del vestuario fue que nada está perdido, pese a que el desafío que queda por delante es bastante complicado.

Tras escuchar al presidente, todos salieron a respaldar la idea. “Es difícil, pero lo bueno es que seguimos dependiendo de nosotros. Quedan ocho partidos y debemos dejar la vida”, explica Luciano Pons resaltando que no bajarán los brazos nunca. “Hay que seguir luchando. Contra Tigre hicimos un buen partido, pero la victoria se nos escapó en el final. Es cierto que el viernes no estuvimos del todo bien, pero enfrente teníamos a uno de los mejores equipos del torneo. Debemos corregir errores y tratar de ganar en Mendoza”.

El margen de error se achica considerablemente partido a partido. San Martín está obligado a sumar y sumar en esta última etapa y, si quiere llegar con chances se salvación a la última fecha del torneo, debe tratar de la palabra derrota no aparezca en su camino de acá a la jornada número 26 de la Superliga. “La derrota dolió mucho, sobre todo porque hace que el margen se haga más ajustado”, acepta Hernán Petryk, resaltando que lo más importante será no caerse en lo anímico. “Hay que seguir peleándola. Nada nos fue fácil en este torneo; sin embargo ya demostramos que podemos ganarle a cualquier rival. Tenemos que mentalizarnos que en Mendoza no podemos fallar”, agrega el lateral, cuyo pase pertenece a Peñarol.

El plantel “santo” arrancó una semana clave con todo. Aún quedan secuelas del golpazo del viernes por la noche, pero en Bolívar y Pellegrini quieren que a partir de hoy se haga el clic puertas adentro y que sólo haya pensamientos postivos de cara a la “final” del domingo, a las 17.10, en el “Malvinas Argentinas”.

Coyette quiere tener a sus jugadores plenamente enfocados en lo que se viene. Por eso, el plantel trabajará hoy en doble turno y, en el medio, almorzarán y descansarán en el hotel donde habitualmente se concentran. Allí, también tienen previsto mirar el juego contra Defensa y analizar los errores, para evitar volver a repetirlos. “Eso sirve para ver tanto las cosas malas como las positivas. Hay que desechar lo que no sirve y fortalecer los aspectos en los que estamos bien”, sentencia Pons, que lleva dos gritos (Patronato y Atlético) en ocho partidos.

Rodrigo Gómez, uno de los futbolistas que mejor rendimiento mostró en este arranque de 2019, muestra un lado bien optimista. “No hay que bajar los brazos, porque más allá de la derrota, tenemos material para dar pelea. Contra Tigre fuimos muy superiores y contra Defensa creo que el empate hubiera sido lo más justo. Hay que ganar un partido urgente para acomodar todo”, asegura “Droopy”.

“Los grandes como San Martín luchan hasta el final”, reza una bandera que partido a partido cuelga del alambrado en La Ciudadela. Lo dijo Sagra y lo repiten los jugadores; nadie bajará los brazos antes de tiempo.

Comentarios