Un proyecto prevé multas para padres de menores alcoholizados

Un legislador planteó sanciones para evitar que los chicos asistan a boliches de mayores. Los infractores pueden ser obligados a hacer tareas comunitarias o terapia. La pena máxima equivale al sueldo de un magistrado.

18 Ene 2019
1

EN LA NOCHE. El consumo de alcohol entre menores genera aflicción. la gaceta / foto de archivo

En medio de la polémica sobre la posibilidad de que el Congreso de la Nación baje la edad de inimputabilidad a 15 años, un legislador provincial propuso que se ponga la mira en los padres de los menores en conflicto.

El proyecto de ley, firmado por el opositor Alfredo Toscano (PJS Cambiemos), establece la incorporación a la Ley de Contravenciones Policiales (5.140 de 1982) de nuevas figuras, en las que los progenitores o tutores son considerados también responsables de que niños y adolescentes permanezcan en bares o boliches para mayores de 18 años, y también de que consuman bebidas alcohólicas. En la actualidad, la norma prevé sanciones sólo contra los dueños de esos locales.

El texto contempla la obligación de realizar trabajos comunitarios o de participar en terapias específicas, pero también incluye multas cuyo monto máximo es el doble del sueldo de un juez de primera instancia del Poder Judicial de Tucumán; es decir, más de $ 150.000.

“Entiendo que la sanción a los padres no debiera ser la solución a esta problemática, pero entiendo también que es el mecanismo que hoy necesitamos para que de una vez por todas nos hagamos cargo cada uno de la responsabilidad que tenemos dentro de la sociedad”, argumentó el legislador Toscano.

El primer objetivo del opositor, que responde al intendente Germán Alfaro, es lograr el tratamiento de la propuesta, algo que no le será sencillo: en la actualidad, 36 de los 49 escaños responden a la Casa de Gobierno.

Si el trámite parlamentario avanza a las comisiones internas, el abordaje será en el marco del Código de Contravenciones Policiales.

Sistema en vigencia

El sistema contravencional vigente, que genera controversias en los tribunales, fija multas para quienes “de alguna manera faciliten o propicien el consumo de bebidas alcohólicas, a título gratuito u oneroso, a menores”. La propuesta de Toscano es incorporar como responsables de esa situación “a los padres y/o representantes legales”. La conducta reprochable prevista es “la falta de vigilancia y/o deber de cuidado”. Y propone que, al momento de resolverse la sanción, se apliquen multas a los progenitores cuando el “menor se encontrare alcoholizado”. “Si se tratase de menores de 14 años, la sanción será doble”, advierte el texto elevado por Toscano.

Normativa de fondo

“Esta responsabilidad contravencional surge de la protección del interés superior del niño, que es uno de los pilares fundamentales de nuestro sistema normativo”, expresa el proyecto de ley. Sostiene que también surgen obligaciones “derivadas directamente de la responsabilidad parental”. “El Código Civil y Comercial de la Nación las define como el conjunto de deberes y derechos que corresponden a los progenitores sobre la persona y bienes del hijo, para su protección, desarrollo y formación integral mientras sea menor”, indican los argumentos. Según esa interpretación, la normativa vigente “pretende que los padres no se desentiendan de sus hijos”. “Las noticias que recibimos a diario nos muestran que nuestros niños, adolescentes y jóvenes se encuentran en constante peligro. Por ello, debemos preguntarnos qué nos pasa que no reaccionamos ante esta realidad que pone en riesgo la vida de nuestros hijos. Resulta imperioso que tomemos conciencia del peligro que corren y nos hagamos responsables”, insistió Toscano.

Esta nota fue anteriormente contenido premium, sólo accesible por usuarios registrados.

Comentarios