Guía práctica para sacarle provecho al dinero en vacaciones

Cómo hacer para que el viaje resulte menos oneroso de lo pensado ¿Conviene pagar en efectivo o usar las tarjetas de crédito o débito? ¿Conviene gastar los dólares ahorrados o comprar con tarjeta y pagar el resumen con la venta de esos dólares? ¿Es posible educar a la familia, incluidos niños, en cuidar los gastos? ¿Cómo disfrutar del verano sin volver endeudados?

13 Ene 2019
1

CONDUCTAS. Sacar pasajes aéreos con anticipación suele ser una de las estrategias para abaratar los costos. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio (archivo)

Por Regina Martinez Riekes, economista y asesora financiera.-

Existen distintas formas de aprovechar estas vacaciones, ya sea relajándose en casa, aprovechando la oferta de programas recreativos en la ciudad o bien saliendo de viaje. La pregunta tradicional para quienes el verano sea sinónimo de viajar debería ser si el dinero destinado será o no suficiente. Pero en nuestro querido y volátil país, el grado de sofisticación financiera del ciudadano de a pie es mucho mayor. ¿Conviene pagar en efectivo o usar las tarjetas de crédito o débito? ¿Conviene gastar los dólares ahorrados o comprar con tarjeta y pagar el resumen con la venta de esos dólares? ¿Es posible educar a la familia, incluidos niños, en cuidar los gastos? ¿Cómo disfrutar del verano sin volver endeudados? Aquellos en relación de dependencia se preguntarán: ¿cómo administrar el aguinaldo? Mientras quienes trabajen de forman independiente deberán organizarse para gastar los ahorros en un período de tiempo en el cual no generan ingresos.

Punto de partida: planificar con tiempo

Para poder disfrutar de unas lindas vacaciones resulta fundamental la organización con tiempo. Anteriormente esto se delegaba a una agencia de viajes, pero hoy toda persona con conexión a internet puede disponer de información sobre cualquier destino del planeta. Aquí algunas recomendaciones:

Tomar vacaciones en épocas de temporada baja como marzo/abril o septiembre/octubre. La situación ideal, para quienes pueden elegir la fecha en la cual viajar es hacerlo fuera de temporada “alta”, ya que cualquier destino elegido tendrá mejores precios en estas fechas.

Elegir destinos menos populares e investigar nuevos lugares. Evaluar las ventanas de oportunidades que existen por algunos desarbitrajes. Por ejemplo, países que están atravesando crisis suelen tener su moneda más débil y resultar más “baratos” en términos relativos.

Sacar con tiempo una tarjeta bancaria que tenga promociones y mantenimiento gratuito por uno o dos años a fines de financiar de esta forma los pasajes. Incluso muchos bancos ofrecen nuevas cuentas con millas aéreas que permiten pagar un pasaje. Aquí resulta clave al momento de que venza la gratuidad de la cuenta evaluar la conveniencia o no de cerrar la misma y abrir una nueva (hay casos, incluso, que se cierra la cuenta debido al alto costo de mantenimiento y se la vuelve a abrir en el mismo banco, con las mismas condiciones).

Sacar vuelos con anticipación, ya sea canjeando millas o bien estando atentos a páginas gratuitas de “alertas” de vuelos/paquetes baratos.

Evaluar la conveniencia o no de las combinaciones de vuelos. Las menos convenientes suelen ser más baratas, pero muchas veces los tiempos de espera y los aeropuertos usados no suelen ser los de mayor accesibilidad, elevando el costo de traslado desde la aeroestación hacia la ciudad.

Analizar opciones más económicas de alojamiento, como los denominados alquileres vacacionales en donde uno puede compartir con otra familia, intercambiar viviendas o alojarse con lugareños. La ubicación resulta fundamental al momento de considerar manejarse sin transporte y por ende, abaratar costos.

Clave de una vida financiera equilibrada

Al momento de pensar en no volver endeudados de las vacaciones resulta fundamental armar un presupuesto diario de gastos básicos que incluya alojamiento, movilidad y comida y ajustarse al mismo. Por otra parte, destinar una suma total independiente de la anterior a los gastos extras como regalos, salidas a restaurantes, espectáculos, paseos, a fines de medir y por ende controlar las erogaciones.

A la hora de elegir el medio de pago, habrá que evaluar las ventajas de pagar de contado (efectivo o débito) versus hacerlo con tarjeta. Esta última opción resulta conveniente ya que ayuda a diferir los pagos e incluso financiar los consumos actuales, pudiendo tener invertido ese dinero en un fondo común, a muy bajo riesgo y con una alta tasa en pesos. Aquí habrá que evaluar si el descuento por pago contado supera el rendimiento del dinero invertido.

En caso de no ser muy disciplinado con los gastos con tarjeta de crédito, se puede solicitar bajar el límite disponible de la misma. Se recomienda no abusar de la tarjeta ya que el costo de financiación en caso de pagar el mínimo hoy está por encima del 110% anual en bancos de primera línea, resultando el financiamiento con tarjeta de crédito, en una de las peores decisiones financieras.

Quienes suelen habitualmente tentarse con las compras, tienen una buena opción al navegar por la web y obtener descuentos que habitualmente se ofrecen online, más aun considerando que el verano coincide con la época de liquidación.

La financiación de las vacaciones

Como todo gasto extraordinario, las vacaciones deberían idealmente financiarse con la renta generada por el dinero invertido, evitando consumir el capital ahorrado. Para ello, resulta fundamental tener la disciplina del ahorro, y poner a trabajar el capital a fines de transformar ese ahorro en inversión. Tanto si se ahorra en pesos como en dólares, existen diversos vehículos para lograr una rentabilidad que supere a la inflación.

Las características de este portafolio de inversión dependerán de quién es el inversor en cuestión. Es importante que busque información y asesoramiento sobre las distintas opciones que hoy están al alcance para definir cuál es la más adecuada de acuerdo a su perfil y objetivos financieros.

Quienes no pudieron ahorrar para viajar, siempre tienen la opción de trabajar en el destino elegido. Hay quienes lo hacen a través de una agencia especializada en encontrar trabajo y gestionar las autorizaciones requeridas (work and travel) o bien quienes desean hacerlo por su cuenta, como trabajadores freelance, bloggeros, youtubers e influencers que comparten sus anécdotas viajeras y reciben por ello dinero a cambio.

Como sobrevivir sin salir de viaje

Este 2019 no será un año fácil en materia económica. A nivel local, estamos en un año de elecciones que estará marcado y amplificará los vaivenes de la economía internacional, con lo cual una excelente opción es sentarse a planificar financieramente este año para que, gracias a sus buenas decisiones de inversión durante el período, logre financiar sus vacaciones del próximo. Las crisis siempre plantean oportunidades y por eso hay que estar atento a las mismas.

En Esta Nota

Comentarios