Quiénes son los presidenciables al comienzo del año electoral

La polarización electoral entre Cambiemos y Unidad Ciudadana parece difícil de superar. A pesar de la crisis económica, Macri se mantiene arriba en las encuestas. La incógnita Cristina.

06 Ene 2019

A ocho meses de las PASO y 10 de las elecciones generales, la intención de voto se reparte en tercios. Las encuestas coinciden en que Mauricio Macri y Cristina Fernández obtendrían alrededor del 30% cada uno y en que el mismo porcentaje sumarían entre los votantes del peronismo federal, los de los partidos más chicos y los indecisos. Frente a los resultados de las encuestas, el eventual ballotage entre Cambiemos y Unidad Ciudadana es fácil de prever.

Sin embargo, los integrantes de Alternativa Federal esperan poder desviar el tránsito por lo que el líder del Frente Renovador Sergio Massa llamó “la ancha avenida del medio”, superar a Macri o Cristina en primera vuelta y triunfar en la segunda, donde el peronismo no kirchnerista tendría, según las encuestas, la victoria asegurada.

En Cambiemos, todo indica que el presidente irá por la reelección, a pesar de que han corrido rumores sobre una eventual postulación de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. Los radicales quieren impulsar la precandidatura de Martín Lousteau, aunque el ex embajador en EEUU asegura no haber tomado ninguna decisión.

En Unidad Ciudadana, el liderazgo indiscutido de Cristina no implica una obvia candidatura de la ex presidente. En caso de que ella decida no presentarse, Agustín Rossi es el primer candidato a reemplazarla.

En Alternativa Federal hay muchos precandidatos, pero las figuras preponderantes son Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Ángel Pichetto, que hasta ahora van camino a las PASO.

Entretanto, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna calla e inquieta a los presidenciables.

Luego del ajustado triunfo de la coalición gubernamental en las elecciones de 2017, parecía que el camino estaba allanado para una tranquila victoria de Cambiemos en los comicios de este año. Sin embargo, tras tres años de gestión, Macri no ha podido consolidar su poder, mientras la economía juega un papel fundamental en el humor del electorado.

CAMBIEMOS

Mauricio Macri

1. El presidente es el candidato natural de su espacio. Ya anunció su intención de ir por la reelección, aun cuando la recesión ha golpeado su imagen, ya que todavía encabeza las encuestas. Se barajan varios nombres para acompañarlo, como la actual vicepresidente, Gabriela Michetti, o la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley. La coalición de gobierno tendría que replantear toda su estrategia electoral si Macri decidiera hacerse a un lado y no competir.

DESDE SALTA

Alfredo Olmedo

EN SOLEDAD. Alfredo Olmedo TÉLAM

2. “Voy a ser el próximo Presidente de la República Argentina”. Con esa convicción arrancó el año electoral el actual diputado nacional por Salta, Alfredo Olmedo, quien recorre la costa atlántica en el marco de su campaña proselitista. “Algunas de las iniciativas que pretendo llevar adelante pasan por recuperar el Servicio Militar obligatorio, bajar los impuestos, mejorar la educación y darle a la policía el rol que se merece”, dijo durante su paso por Mar del Plata.

CAMBIEMOS

Martín Lousteau

3. La candidatura del ex embajador en EEUU y ex ministro de Economía es impulsada por algunos sectores del radicalismo. Piensan que sería un rival competitivo frente a Macri en en una eventual interna en las PASO. Los radicales que quieren imponer un vicepresidente de su partido también lo promueven para ese cargo. Ha argumentado que la única manera de consolidar Cambiemos es ampliarlo a través de acuerdos con Miguel Lifschitz y Ricardo Alfonsín.

KIRCHNERISMO

Cristina Fernández

4. La ex presidente y actual senadora nacional aparece muy emparejada con Macri en los sondeos. Sin embargo, las encuestas también muestran que buena parte de los indecisos no la votarían. Todavía no ha anunciado si competirá. Su futuro judicial de aquí hasta las elecciones es una incógnita, aunque el Senado mantiene la postura de no debatir sobre sus fueros. El peronismo tendría mayor posibilidades de llegar a un acuerdo general si ella decidiera no competir.

KIRCHNERISMO

Agustín Rossi

Agustín Rossi

5. El ex ministro de Defensa y actual jefe del bloque de diputados de Unidad Ciudadana lanzó su candidatura a reemplazante de Cristina (en caso de que ella decidiera no presentarse). No tiene votos propios, pero si fuera avalado por la ex presidente traccionaría muchos de los de ella (alrededor del 25% del total de sufragios, según algunas encuestas). Otros dirigentes del kirchnerismo, como Axel Kicillof y Daniel Scioli, podrían ocupar el lugar de Cristina.

KIRCHNERISMO

Alberto Rodríguez Saá

6. El gobernador de San Luis y ex senador nacional nunca fue kirchnerista, al punto de que fue el único gobernador peronista opositor al kirchnerismo entre 2003 y 2015. Sin embargo, se acercó a Cristina a partir del 2016. Sus chances como candidato a presidente son muy bajas, pero puede ser un buen candidato a vicepresidente de Cristina. En cualquier caso, acaba de anunciar que competirá por la reelección en su provincia.

PERONISMO

Sergio Massa

7. El ex jefe de Gabinete por el kirchnerismo y ex candidato presidencial mantiene su ambición de llegar a la Casa Rosada. Sufrió una dura derrota electoral en 2017, cuando fue víctima de la polarización entre Cambiemos y el kirchnerismo y obtuvo un magro 11% como candidato a senador por la Provincia de Buenos Aires. Sin embargo, es el candidato de Alternativa Federal que mejor mide en las encuestas. Un eventual paso al costado de Cristina aumentaría sus chances de enfrentar a Macri en el ballotage.

PERONISMO

Miguel Ángel Pichetto

8. El jefe de bloque del Partido Justicialista en el Senado ha tenido mucho protagonismo en los últimos tres años desde su posición de opositor razonable al Gobierno, por su influencia en la formación de las mayorías en la Cámara Alta. Ex kirchnerista, ahora es el principal armador del peronismo no kirchnerista. Ya ha anunciado su precandidatura a presidente, aunque su intención de voto y su nivel de conocimiento están por debajo de los de Massa o Urtubey. También podría optar a la vicepresidencia.

PERONISMO

Juan Manuel Urtubey

9. El gobernador de Salta se ha proyectado a nivel nacional a partir de 2015. Como Pichetto, es un opositor razonable, con buenos lazos con el Gobierno nacional. Se presenta a sí mismo como la mejor expresión de un peronismo renovado y republicano. Su gestión provincial tiene muchos rasgos conservadores. Después de Massa (y de Lavagna, si el ex ministro se candidatea), es el líder de Alternativa Federal con más intención de voto. Perdió con Cambiemos en su propia provincia en 2017, pero la crisis le permitió recuperarse.

PERONISMO

Sergio Uñac

10. El gobernador de San Juan lanzó su candidatura en agosto. Su ambicioso plan incluye lograr la reelección en las elecciones provinciales y después ser precandidato en las PASO. Hasta ahora cosechó el respaldo de un grupo de intendentes bonaerenses, de un sector del sindicalismo y de algunos dirigentes del interior. Tiene menos conocimiento e intención de voto que Massa o Urtubey, pero mantiene una buena relación con el kirchnerismo, lo que lo apuntalaría en caso de que el peronismo se unificara.

PERONISMO

Roberto Lavagna

11. El ex ministro de Economía es impulsado por el ex presidente Eduardo Duhalde. Es el político con mejor imagen  pública de la Argentina, muy bien visto por todos los sectores del peronismo y por los radicales que no forman parte de Cambiemos, como Ricardo Alfonsín. A los 76 años, algunos lo presentan como el único candidato capaz de romper la polarización entre Cambiemos y el kirchnerismo. Aunque permanece en silencio, algunas encuestadoras ya lo miden y muestran que le ganaría un ballotage a Macri.

PERONISMO

Felipe Solá

12. El ex gobernador de la Provincia de Buenos Aires es una opción amistosa para la mayoría de los sectores del peronismo, aunque últimamente se ha mostrado más cercano al kirchnerismo. Fue aliado de Macri en 2009 y de Massa en 2015. Se separó del Frente Renovador en octubre. Hoy aparece como una candidato a presidente o vicepresidente que sería aceptable si el peronismo alcanzara la unidad. Suma fotos con gobernadores, incluido Juan Manzur, y alega que el acuerdo opositor es la única salida posible.

Comentarios