Tucumán sumó nueva tecnología de detección de rayos en el aeropuerto

Evita las suspensiones innecesarias de los vuelos, reduce las reprogramaciones y protege al personal en tierra. Conocé cómo funciona.

02 Ene 2019

Tucuman sumó nueva tecnología para la detección de rayos en el aeropuerto. A este avance se sumó también la provincia de Salta. 

A partir de hoy, en el aeropuerto de Tucumán comenzó a funcionar un sistema diseñado específicamente para resguardar la seguridad del personal durante las operaciones con tormentas.

Se trata de un detector de rayos con una nueva tecnología que protege al personal en tierra en condiciones meteorológicas con actividad eléctrica y además reduce el tiempo de reprogramación de vuelos y evita la suspensión por tormentas cuando es innecesario.

La Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), del Ministerio de Transporte, adquirió e instaló el servicio norteamericano que envía alertas detectando los rayos que se producen tanto entre nubes como aquellos que tienen impacto en tierra. También informes del lugar dónde se producen las descargas (ubicación geográfica con una precisión menor a 175 metros). 

El personal que trabaja en las plataformas de dichos aeropuertos ya recibió la capacitación necesaria para conocer los protocolos de seguridad y los planes de acción diseñados para proteger su integridad física cuando se active una alerta amarilla o roja de actividad eléctrica. 

Hasta hoy, sólo se contaba con la observación meteorológica para realizar dicha detección.

FOTO ARCHIVO/ LA GACETA.

¿Cómo funciona?

El nuevo sistema emite una alerta amarilla cuando detecta actividad eléctrica significativa a 15 kilómetros del aeropuerto, y envía mensajes a correos electrónicos y SMS a celulares del personal operativo pre-seleccionado y con funciones dentro del predio. En ese caso se considera que la situación podría derivar en una alerta roja a corto plazo.

Si se detecta actividad eléctrica dentro de un radio de 5 kilómetros desde el aeropuerto, el sistema emite una alerta roja, también avisando al personal operativo. Activa sirena y luces de alerta en las áreas operativas abiertas del aeródromo. Si transcurren 10 minutos sin registrarse otra actividad eléctrica, las alertas cesan y el sistema vuelve a quedar en vigilancia permanente.

Comentarios