Un profesional en todo sentido

23 Dic 2018

Por Daniel Hourcade, entrenador en Los Pumas y en Pampas XV.-

Podría decir mil cosas de “Nico”. Es naturalmente talentoso, pero tenía muchos aspectos a trabajar y lo fue logrando a través de los años, porque una de las cosas que más resalto es su profesionalidad. No descuida nada. Se exige mucho a sí mismo y también a sus entrenadores. Está siempre planteando y proponiendo ideas, estrategias, es de analizar mucho a sus rivales. Pocos jugadores se preparan tanto como él. Además, es uno de los mejores defensores que hay. Si no me equivoco, es el apertura más tackleador del mundo. Y a eso sumale que tiene un pie espectacular, muy eficiente. Por algo es el máximo goleador de Los Pumas. Y a pesar de lo alto que ha llegado, jamás perdió la humildad. Se pasa el tiempo que sea necesario firmando autógrafos y sacándose fotos con los chicos que lo admiran.

Lo conozco desde chico, y cuando hablaba con él me sorprendía la convicción que tenía acerca de su deseo de ser jugador profesional. Era un pibe, y por eso traté de bajarle un poco la locura aconsejándole que le diera para adelante pero sin dejar de lado los estudios, y me miraba con cara de que no, de que él se la iba a jugar por lo que quería.

Es un tipo que no se conforma nunca, siempre quiere más. Siempre me río cuando me acuerdo de que una vez se enojó porque lo puse de suplente en un partido. Me dijo: “siempre me toca pagar los platos rotos”. ¡Y es el que más partidos jugó en todo el tiempo que fui entrenador de Los Pumas! Él era así, quería estar siempre y se mataba para eso.

Un detalle que grafica lo que es “Nico” hoy en día: en el último partido contra los All Blacks, le regalaban deliberadamente el lado interno para inducirlo a que fuera por ese lado y ahí lo esperaban. O sea, el mejor equipo del planeta preparó una estrategia exclusivamente para frenarlo. Eso dice muchísimo del respeto que se ha ganado a nivel mundial. Por eso, no dudo que volveremos a verlo con la camiseta de Los Pumas. No sé después, eso lo verá la UAR, pero en el Mundial de Japón seguro que va a estar.

Comentarios