Ocho puntos para entender el conflicto del transporte público que derivó en el paro

Los empresarios reclaman subsidios para poder cubrir los gastos ante la crisis.

13 Dic 2018
1

Miles de usuarios sufrieron las consecuencias de la medida de fuerza.

- La suba del precio del gasoil, de los sueldos de los empleados y la de los repuestos y la caída de los subsidios son los principales argumentos con los que los empresarios lograron que el boleto mínimo suba este año desde $ 9,35 hasta los $ 15,50 actuales, lo que representó un incremento del 70% en los últimos siete meses.

- "Necesitamos una ayuda financiera del orden de los $ 100 millones mensuales antes de Navidad para las empresas", asegura Daniel Orell, presidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat).

- “La tarifa técnica nos da que el boleto debería costar $ 28 o $ 29, pero no pedimos esta tarifa; queremos que se forme una mesa con todos los actores, concejales, intendentes, legisladores y el gobernador para definir cómo se puede compensar la situación económica y que se fije un boleto que puedan pagar los usuarios”, planteó Jorge Berreta, vicepresidente de la Aetat.

- “El paro por una cuestión netamente salarial, a partir de las 0 horas con asistencia a los lugares de trabajo por 24 horas”, aseguró César González, titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en Tucumán, quien agregó: "la medida de fuerza se realiza porque no se hizo la reliquidación del mes de noviembre ni el pago de una suba no remunerativa. Los empresarios aseguran que no están en condiciones de hacerlo".

- Para 2018, el valor global de la ayuda económica para las empresas tucumanas ronda los $ 2.250 millones. El Poder Ejecutivo anunció que cubriría $ 1.500 millones con fondos propios, y que estaba comprometida la ayuda de la Nación para el año que viene. Los empresarios tildaron la ayuda provincial de “insuficiente”.

- "Al interior, la Nación nos dijo ‘háganse cargo como pueda’. Dijeron que habría $ 400 millones para auxiliar al interior en estos puntos, pero entre 24 provincias nos tocarían $ 36 millones. Para un mismo servicio, prestaciones y sueldo, debe haber igualdad”, reclamó Luis García, a cargo de la Línea 1 en la capital.

- En 2012 viajar en colectivo costaba $2.50. Si el boleto llega a los $ 27, la variación rondaría el porcentaje del 600%.

-  Hace ocho años, con un salario mínimo se podían comprar poco más de 1.000 boletos urbanos ($2,50) mientras que hoy alcanza para 690 pasajes ($15,50).

Comentarios