En Famaillá: así vivió la Superfinal la familia de Palacios, el tucumano campeón con River

"Tiramos fuegos artificiales y festejamos toda la noche", contó Hernán, el tío del volante "Millonario".

10 Dic 2018

River se consagró campeón de la Copa Libertadores de América al vencer en España nada menos que a Boca. El triunfo "Millonario" se festejó en Madrid, Buenos Aires y en el resto del mundo. 

Tucumán no fue la excepción. En Famaillá, los familiares de Exequiel Palacios, el tucumano figura de River, se reunieron para ver la Superfinal y celebraron el título con fuegos artificiales.

"Como hincha de River fue una alegría y como tío de Exequiel, un orgullo", confesó Hernán Palacios en comunicación con Las 12 en 30, el noticiero del mediodía de LG PLAY.

"Fue un orgullo por que él luchó tanto para ganar la copa que deseaban él y todos los hinchas de River", aseguró Hernán.

Ayer en su tierra natal, los Palacios cumplieron su cábala a la perfección y River salió campeón. "La cábala que tenemos es juntarnos los hermanos y los 10 primos a ver el partido todos juntos. La familia Palacios es grande jaja. Hay algunos de Boca, y son bienvenidos, después del partido nos saludamos en la casa", contó Hernán sobre el ritual familiar que no falló.

EN FAMAILLÁ. La familia de Palacios, el volante de River. CAPTURA DE VIDEO

"Primero, con el gol de Darío Benedetto, vivimos un baldazo de agua fría y luego pasamos a la euforia total. Acá tiramos fuegos artificiales y todo, y festejamos toda la noche por él", reveló.

"Familiero"

"A Exequiel le gusta mucho Tucumán. Conversamos mucho. Cuando hablamos de la final estaba nervioso por lo que estaba viviendo y ansioso por jugar", contó el tío Hernán, que junto al resto de su familia esperan el regreso del sobrino prodigio, que antes que volver a su ciudad junto a los padres que lo acompañaron a España, tiene que jugar nada menos que el Mundial de Clubes en Emiratos Árabes.

"Después del Mundial estamos esperando que pueda venir a las fiestas. Es difícil, pero lo esperamos", dijeron los familiares, orgullosos de su representante favorito en la final que se vio en todo el mundo y se disfrutó en Famaillá como en ningún otro lado.

Comentarios