"Paulina sufría la persecución de Soto"

En audiencia, se leyó la declaración de la madre de la víctima “No fue novio ni pareja de mi hija”, había declarado la mujer en 2006, ante el fiscal Carlos Albaca.

02 Dic 2018

Rosa del Carmen Racedo, madre de Paulina Lebbos, había asegurado en julio de 2006 que el asesino de su hija era César Soto. “Esto lo afirmó porque conocí los últimos sucesos de mi hija hasta el momento de desaparecer”, había manifestado. La mujer expresaba que la joven “sufría el acoso y la persecución”, supuestamente, del muchacho.

En la audiencia del miércoles del juicio oral por el homicidio de la estudiante, el Tribunal hizo lugar al pedido de incorporación como prueba la declaración de la madre de Paulina. Hasta ese momento, la familiar no había atestiguado ante la Policía ni en tribunales por el crimen de la joven, en febrero de 2006.

En medio de la sala, se leyeron las distintas expresiones de la testigo. “(Soto) no fue novio ni pareja de mi hija. Ambos tuvieron una hija, fruto del abuso que padeció en circunstancias de ser compañeros de escuela hace seis años atrás”, había dicho. “Paulina convivió desde el embarazo hasta su desaparición con la familia original. Jamás convivió con Soto”, se leyó en la jornada.

Alberto Lebbos, tras volver a escuchar ese testimonio, contó que la esposa sobrellevaba entonces una enfermedad y cargaba con el dolor que significó “la pérdida de nuestra hija menor”. “Su testimonio había marcado una línea de investigación. Pero quien le había tomado declaración en ese momento había sido el fiscal Carlos Albaca, uno de los protagonistas de las maniobras de encubrimiento y que ahora está procesado”, enfatizó.

González declaró de manera oficial

Gustavo González, el barrabrava de Atlético, negó su participación en el secuestro de Margarita Toro. Lo hizo durante su declaración oficial, ante la Justicia Federal, según fuentes oficiales.

El “Gordo”, uno de los referentes del clan Acevedo, ratificó el viernes ante los funcionarios judiciales lo que le venía diciendo a la prensa. “No tengo nada que ver con el secuestro”, afirmó. Entre otras cosas, habría hecho referencia al supuesto robo de la moto de uno de los hijos por parte de “Maxi Toro”.

González se había entregado un día antes, tras permanecer prófugo durante varios días. El juez Federal, Daniel Bejas, había ordenado la captura del barrabrava, al considerar que estaba vinculado al secuestro de “La Jefa”, por la líder del clan Toro, ocurrido en abril pasado.

Comentarios