Avalan un Presupuesto enfocado en el personal

La Administración Pública contará con $ 96.300 millones para 2019; entre estatales provinciales y municipales insumen el 70% del total. El oficialismo, con el apoyo de aliados y de un sector de la oposición, le dio fuerza de ley al cálculo de gastos para el año de renovación de autoridades. Alternativas de créditos.

01 Dic 2018
1

SIN ACUERDO. El titular de la comisión de Hacienda, Ruiz Olivares, conversa con los radicales Canelada y Aráoz, que al final rechazaron el Presupuesto. prensa legislatura

El Presupuesto General de la Provincia para 2019, correspondiente al último año de mandato del gobernador Juan Manzur, tomó fuerza de ley ayer en el recinto del Poder Legislativo, gracias al voto del oficialismo y al apoyo de un sector de la oposición.

Las más de tres horas de debate sobre este asunto giraron en torno a las diferencias entre la Casa de Gobierno, de signo peronista, y la Casa Rosada, que administra la alianza Cambiemos.

Una de las pocas coincidencias estuvo en un dato central: la estimación de $ 96.300 millones para gastos de la Administración Pública de Tucumán estuvo enfocada en garantizar el pago de haberes al personal estatal.

“Si tomamos (los aportes para) municipios y comunas, más del 70% se destina a salarios. La Provincia tomó la decisión de no cesantear a ningún empleado público”, expuso el titular de la comisión de Hacienda, Juan Antonio Ruiz Olivares. El peronista, que es también vicepresidente 1° del cuerpo, explicó que esos números reflejan a la vez el impacto de la “cláusula gatillo” abonada a los estatales, que equipara los haberes al aumento de la inflación medido por el Indec. La suba salarial a estos trabajadores (89.402 cargos sólo en la planta permanente) será superior al 45% a fin de 2018 debido a ese mecanismo, indicó Ruiz Olivares.

“Es un Presupuesto equilibrado”, insistió el titular de la comisión de Hacienda. Destacó que se tomaron en cuenta pautas nacionales para su elaboración (como el valor del dólar y el PBI). Además, señaló que los recursos totales de la Provincia implican una suba del 42,64% con respecto al cálculo inicial de erogaciones para 2018, y de uno 25,65% con respecto al Presupuesto definitivo de este año que termina.

A la vez, Ruiz Olivares justificó la habilitación para que el la Casa de Gobierno tome deuda por tres alternativas (en conjunto, suman más de $ 20.000 millones). “El Poder Ejecutivo cuenta con herramientas similares por ley y nunca las utilizó”, afirmó. Y, a partir un pedido de la oposición, aceptó la inclusión de un artículo que permite a los municipios sumarse a ese régimen para garantizar el pago de sueldos y obras.

El vicepresidente de la comisión de Hacienda, Silvio Bellomio (Peronismo del Bicentenario), consideró “insensato” que se proyecte un superávit de $46 millones sin asignación. “Hubiera sido bueno que se los destinara a un área prioritaria, como la seguridad”, reclamó. Según Bellomio, el informe sobre los ingresos tributarios provinciales evidencia que “Tucumán cada vez recauda peor”, ya que aumento porcentual de lo obtenido es menor a la inflación.

El radical José Canelada, que defendió el dictamen en rechazo del proyecto en reemplazo de su par, Rubén Chebaia (ausente por enfermedad), aseveró “en un año electoral se ha puesto el acento en la política”. Agregó: “por cada peso que se destina a la lucha contra las adicciones, hay $10 que van a propaganda oficial”. Y reclamó el refuerzo a las partidas destinadas a seguridad.

El radical Eudoro Aráoz objetó que el Poder Legislativo, de un presupuesto de $4.100 millones, destine $3.950 millones a sueldos. Además, reclamó que se dé a conocer el detalle de las erogaciones del cuerpo. “En Tucumán reina un oscurantismo informativo sobre lo público”, reprochó.

El macrista Alberto Colombres Garmendia dijo que el ministro de Economía, Eduardo Garvich, les “mintió en la cara” a los legisladores cuando dijo que la Cuenta de Inversión se publica en la web oficial. Además, marcó que de 2015 a 2018 los gastos corrientes sumaron 10 puntos, en desmedro de la inversión en gastos de capital. “Son casi $ 10.000 millones anuales”, destacó.

Marcelo Caponio (PJ) refutó a sus pares de Cambiemos, y aseveró: “en tres años de macrismo a Tucumán no llegó ni una autopista, ni un hospital”. Y agregó que “la Provincia no hizo el ajuste con las personas”.

Al momento de la votación, el vicegobernador Osvaldo Jaldo, que estaba en ejercicio del PE, se ubicó a la puerta del recinto, ya que luego iba a participar de una entrega de distinciones. De los 46 legisladores presentes, cinco (Aráoz, Luis Brodersen -PRO-, Canelada, Adela Estofán -UCR- y Colombres Garmendia) se expresaron en contra del Presupuesto.

Comentarios