En diciembre iniciarán las obras de 200 casas en el Gran San Miguel

Desde el IPV afirman que sólo restan detalles.

27 Nov 2018
1

FOTO ARCHIVO/ LA GACETA.

“La buena noticia es que empezaremos la construcción de 200 casas para los primeros días de diciembre”. Con esa frase, el director interino de área técnica del Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu), el arquitecto Martín Zamora, confirmó que sólo restan detalles del tipo administrativo para dar inicio a la primera mitad de un proyecto de 400 viviendas sociales que se edificarán en distintos puntos del Gran San Miguel de Tucumán.

En 2016, cuatro empresas habían resultado adjudicatarias para la construcción de 100 casas cada una: Gama (en un predio de Pacará, en San Andrés), Ingema (en Yerba Buena, junto al barrio Congreso), Queñoa y Mateo (ambos desarrollos en Villa Carmela). Zamora indicó que ya se firmaron los contratos de obra con las dos primeras. Sólo resta aprobar las presentaciones realizadas por las constructoras, algo que se resolvería en el transcurso de esta semana. De no haber contratiempos, los trabajos comenzarán en la primera semana de diciembre y se prolongarán durante 18 meses.

Viviendas unifamiliares

El arquitecto detalló que la Provincia gestionó los recursos del Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi) para el desarrollo de los cuatro barrios. Respecto a las características de los inmuebles, precisó que todas las casas serán en planta baja, unifamiliares y pareadas (que comparten una medianera). “Tendrán 56 metros cuadrados, techos de chapa, mampostería envolvente de ladrillos cerámicos, pisos de cerámico esmaltado, revestimiento de cerámico y carpintería de aluminio”, detalló el funcionario en diálogo con LA GACETA.

Zamora señaló que las licitaciones ganadas por Ingema y por Gama fueron cotizadas por $ 117 millones y $ 104 millones, respectivamente, según cotizaciones conformadas en octubre de 2016. En ese sentido, remarcó que resta determinar las variaciones que hubo en los precios de los materiales para realizar la actualización del monto final de las obras.

Respecto a las otras 200 viviendas, las que se edificarán en Villa Carmela, Zamora manifestó que esos proyectos se encuentran en la etapa de transferencia de los terrenos a nombre del Ipvdu, que es el paso previo a la conformación de los contratos de obra. “Podría comenzar a construirse entre enero y febrero”, conjeturó el responsable del área técnica del organismo provincial.

Pedido de inicio

En octubre, representantes de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) se habían reunido con la interventora del Ipvdu, Noemí Ferrioli, y representantes de las cuatro empresas para exigir el inicio de estas obras -ya habían sido autorizadas por el Gobierno- ante la pérdidas de puestos de trabajos en el sector. Luego de la reunión, las partes de habían comprometido a dar inicio lo más pronto posible a la mitad del proyecto.

La Uocra estimó que con la construcción de las 400 viviendas se beneficiarían unos 1.500 trabajadores, de manera directa e indirecta. Se calcula que unos 5.000 empleos se extinguieron sólo este año entre obras que se suspendieron, que terminaron o que directamente no fueron iniciadas.

Plan reflotado

El proyecto original data del año 2016. Se trata de un convenio entre el Gobierno de la Nación y el de la Provincia para la construcción de 10 módulos de 100 casas cada uno, enmarcados dentro del Programa Federal de Construcción de Viviendas “Techo Digno”.

Mediante ese plan se pretendía edificar las primeras 1.000 casas gestionadas bajo el mandato del gobernador Juan Manzur. En el acuerdo, que debía demandar una inversión de $ 906 millones, según se proyectó en aquel momento, se señalaba que las empresas que se presentaran en la licitación debían ofrecer el terreno opcional para edificar las viviendas. Por una serie de desacuerdos entre la Casa Rosada y Tucumán, las obras no se iniciaron en 2017, como estaba previsto.

Comentarios