La Corte nacional falla mañana sobre Ganancias, ¿pagarán ese impuesto los jueces?

Sólo 12 magistrados de todo el país tributan ese impuesto, que debilita los sueldos de casi dos millones de trabajadores en la Argentina.

26 Nov 2018
1

MÁXIMO TRIBUNAL. Lorenzetti (sostiene un papel), Highton de Nolasco y Maqueda (derecha); Rosenkrantz y Rosatti firmarán mañana sus votos. DYN

Solo 12 jueces de todo el país pagan el Impuesto a las Ganancias, el gran reclamo que tienen los casi dos millones de argentinos que sí son alcanzados por ese tributo. Mañana, la Corte Suprema de Justicia de la Nación fallará sobre la obligación de los funcionarios judiciales que asciendan a jueces a pagar el impuesto a las ganancias .

Hasta ahora, sólo tributan Ganancias los abogados que se convierten en jueces, y que llegan a ese cargo desde fuera del Poder Judicial. Son una docena de magistrados de todo el país, lo que representa al 1% de los magistrados federales y nacionales. No obstante, hay otros 90 nuevos jueces que asumieron a partir de 2017 y que podrán ser alcanzados por el fallo que dictará mañana la Corte. 

La polémica se reeditó institucionalmente a partir de 2016, cuando el Gobierno nacional impulsó la ley que exige a los jueces el pago de Ganancias, pero sólo para aquellos que asumieron a partir de 2017. La Asociación de Magistrados, en tanto, presentó una medida cautelar al entender que la ley no podía ser aplicada sobre los jueces que ya estaban trabajando en el Poder Judicial. La Justicia en lo Contencioso Administrativo hizo lugar a esa medida cautelar y frenó que los nuevos jueces llegados en 2017 desde el interior del Poder Judicial paguen Ganancias.

La Corte, ahora, deberá dar la última palabra. Según trascendió, ya hay mayoría con el voto de al menos tres de sus cinco jueces, para revocar la cautelar y obligar a que los jueces que provengan del Poder Judicial o del Ministerio Público, local o provincial, paguen Ganancias. Los votos, según se prevé, serían de Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti. El presidente del tribunal, Carlos Rosenkrantz, dijo en reportajes recientes que se oponía a que se debilite el sueldo de bolsillo de los magistrados. En tanto, Elena Highton de Nolasco se mostró siempre en contra del impuesto y en defensa de la intangibilidad de los suelos de los magistrados como garantía de la independencia judicial.

La queja de la Asociación de Magistrados radica en que ningún funcionario, de aplicarse este impuesto, querrá ascender a juez. Actualmente, un secretario con 15 años de antigüedad ganaría unos $ 130.000 y si ascendiera a juez ganaría $ 100.000, por la aplicación del Impuesto. Para el Estado, la ecuación es otra: la AFIP deja de recaudar, por la exención de ingresos de magistrados y funcionarios del Poder Judicial nacional y provinciales, el 0,06% del Producto Bruto Interno. En 2016 fue de $ 4.607 millones; en 2017, unos $ 5.759 millones y en 2018, el total de $ 6.911 millones.

Según precisó La Política Online, las reformas jubilatorias e impositivas que impulsa la Nación llevaron a que en las últimas semanas solamente en el fuero Civil porteño 20 jueces y 10 funcionarios comenzaron sus trámites jubilatorios, mientras que en el fuero Laboral se suman otros 15 casos entre magistrados y secretarios que buscan conservar el régimen actual.

Vale recordar que el gobierno envió un proyecto para que los aportes de los judiciales pasen del 12% al 15% del sueldo y las jubilaciones pasen del actual 82% móvil al 72%. Además buscan aumentar la edad jubilatoria hasta 65 años. Algunas fuentes aseguran que son entre 30 y 40 los funcionarios y jueces que dejan sus puestos cada mes.

Comentarios