En Boca, llegó el momento del relax antes de retomar los entrenamientos - LA GACETA Tucumán

En Boca, llegó el momento del relax antes de retomar los entrenamientos

El plantel "Xeneize" tuvo dos días de descanso y mañana comenzará a prepararse para el decisivo duelo del desquite con River.

13 Nov 2018
1

Darío benedetto marcó un gol en el cotejo de ida del superclásico. (ARCHIVO)

Para relajar la tensión cada vez más intensa que domina a River Plate y Boca Juniors, los jugadores de ambos equipos disfrutaron dos días de descanso antes de que reanuden mañana los entrenamientos para el histórico y decisivo partido de la final de la Copa Libertadores el 24 de noviembre en el Monumental.

"Nos dieron libre para aprovechar con la familia, distraerse", declaró el volante "xeneize" Nahitán Nandez, cuando viajaba a Uruguay a pasar unos días en el balneario Punta del Este. El jugador viajó junto a sus compañeros Darío Benedetto y Paolo Goltz y sus respectivas familias.

"Tenemos la revancha y queremos que salga todo bien", declaró el futbolista uruguayo a un medio de su país durante el viaje.  

El paradero del resto de los jugadores de Boca y de los de River es desconocido, ya que optaron por bajar el perfil luego de protagonizar el intenso empate 2-2 que dejó el partido de ida el domingo en La Bombonera. 

Ambos clubes retomarán mañana los entrenamientos, con los técnicos Guillermo Barros Schelotto y Marcelo Gallardo ya analizando opciones para el desquite que dejará en la historia al ganador del inédito superclásico en la final de la Libertadores.  

Boca tiene que cumplir sin embargo este sábado con un partido postergado por la Superliga argentina de fútbol ante Patronato, un encuentro que puede estorbar la concentración del plantel pero que también le permitirá a Barros Schelotto probar opciones.  

La atención "xeneize" estará centrada en el posible regreso del arquero Esteban Andrada, ya de alta tras sufrir una fractura en el maxilar que lo relegó de la fase decisiva de la Libertadores.  

El técnico podría probarlo el sábado ante Patronato para ver si está en el nivel para retornar a su puesto de titular bajo los tres palos de Boca. Pero será una decisión difícil para Barros Schelotto por el buen rendimiento que tuvo su reemplazante, Agustín Rossi, en el partido de ida de la final, con tres atajadas clave que le ahogaron el grito de gol a River. (DPA)

Comentarios