Aseguran que la Provincia no podrá pagar el bono de $5.000

Según el ministro de Economía, las arcas provinciales no están en condiciones de otorgar una ayuda adicional Garvich señaló que sigue en pie el incremento acordado con los gremios estatales.

09 Nov 2018
1

EN LA PLAZA. Las protestas en contra del ajuste, que sacudieron ayer la ciudad, inquietan al Gobierno. la gaceta / foto de Analía Jaramillo

La recomposición salarial en el sector público tucumano llegará más de la mano de la aplicación de la cláusula gatillo que de un bono de fin de año. El ministro de Economía Eduardo Garvich afirmó ayer a LA GACETA que sigue en pie el incremento acordado con los gremios estatales, pero advirtió que la Provincia no está en condiciones de otorgar una ayuda adicional a los más de 100.000 agentes de la administración pública hacia el cierre del año.

El funcionario, que forma parte de la comitiva oficial que acompaña al gobernador Juan Manzur en su gira por Israel, recordó que en marzo el Poder Ejecutivo acordó un aumento del 17% y que, ante la devaluación y el proceso inflacionario, reajustó las remuneraciones con un alza del 14,6%. “Estamos hablando de un aumento del 31,6% y aún falta saber qué sucederá hasta noviembre”, reconoció el titular de Economía.

De acuerdo con las estimaciones de las consultoras privadas, la inflación anual podría cerrar en torno de un 45%.

Los gremios especulan con un bono de fin de año que contribuya a recuperar parte del poder adquisitivo del salario público. Santiago del Estero, por ejemplo, ofrece $ 10.000, mientras que la Nación decretará una ayuda de $ 5.000 en el sector privado. En Tucumán, en tanto, el Poder Ejecutivo intenta desactivar una demanda de tal característica, argumentando que actualizará sueldos con la cláusula gatillo, con la finalidad de sostener el equilibrio fiscal. La misión oficial retornará la próxima semana. Es probable que se organicen encuentros con referentes sindicales para explicar la situación fiscal de la Provincia.

Por su parte, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, (que hoy visitará Tucumán) sostuvo ayer que en la negociación con los empresarios y sindicalistas por un bono de fin de año todos deben hacer un esfuerzo para poder llegar a un acuerdo que satisfaga a la mayoría de las partes, preservando la capacidad adquisitiva del salario de los trabajadores. “Lo que proponemos es un bono de $ 5.000 pagadero en dos partes”, señaló Sica. “Mientras tratamos de buscar una solución hay muchas paritarias que se están realizando y también esto (por el bono) puede formar parte de las negociaciones” salariales del año que viene, afirmó. Y agregó: “el Gobierno también cede y pone su parte; lo que planteamos es que el bono no sea remunerativo”.

Comentarios