Invitaciones al amor y grafitis, entre lo que más se escribe

Hay puertas y paredes de baños que deben ser limpiadas todos los días.

08 Nov 2018

Enamoradizos, artistas, futboleros, contestatarios... Son algunos adjetivos que podrían usarse para describir a los tucumanos por lo que escriben y dibujan en los baños. Según el relevamiento de “Panorama Tucumano”, los sanitarios con más mensajes son los frecuentados por los más jóvenes, como los de las facultades (la de Filosofía y Letras, por ejemplo), bares como los de la Chacapiedras, boliches y pubs. También los baños de La Terminal, donde los operarios de limpieza deben limpiar todos los días las instalaciones que se escriben.

Por otro lado, los de restaurantes y cafeterías del centro son los que menos conocen la tinta de felpones y correctores.

En general, en los de varones son una constante las explícitas “invitaciones al amor” con números de teléfono, chicanas, insultos y dibujos con tono futboleros y críticas políticas. En los baños de mujeres, donde suele haber menos escrituras, abundan las declaraciones de amor, mensajes cruzados sobre temas de género como el feminismo y el aborto, numerosas firmas con nombres y números de teléfono, insultos y hasta consejos amorosos.

Los graffitis son una constante en la gran mayoría de los baños visitados. Según pudo averiguar LA GACETA, el tipo de graffiti más dibujado en los baños son los “tags”. Estas son etiquetas o firmas con el pseudónimo de aquellos grafiteros principiantes que buscan dejar su marca donde sea para hacerse conocidos. Leer los “tags” es difícil porque casi siempre se los hace con un solo trazo para darle expresión y espontaneidad. Entre los artistas callejeros se sabe que una vez que alguien dibuja un “tag” en alguna instalación, ese lugar queda “habilitado” para ser taggeado nuevamente.

Otro de los graffitis que también se ven en los baños pero con menos frecuencia son los “stickers”, realizados por diseñadores gráficos, bandas de punk y aficionados a la movida.

A pesar de que hoy la comunicación fluye por Whatsapp y por las redes sociales, las escrituras y dibujos en los baños públicos siguen presentes como una vía de expresión.

En Esta Nota

LA GACETA
Comentarios