Compañeros, románticos y poco cuidadosos: así son los tucumanos en los baños públicos

Los sanitarios públicos forman parte de la vida de los tucumanos. Para conocer cómo se comportan dentro de los cubículos, Panorama Tucumano, el programa de TV abierta de LG Play, recorrió más de 30 baños de la capital. Se visitaron bares, cafeterías, centros culturales, facultades, la terminal de ómnibus, el aeropuerto y los de algunos locales nocturnos.

08 Nov 2018

MATÍAS AUAD Y SOL ALDONATE

LA GACETA

Florencia Giménez empezaba a transitar la adolescencia cuando se dio cuenta de que en los baños públicos se puede encontrar contención. Fue en el sanitario de un boliche, cuando tuvo que consolar a una chica de 16 años que le contó, entre lágrimas, que estaba embarazada y que no sabía si quería tenerlo. Florencia no la conocía, pero le dio un abrazo, le dijo que todo iba a salir bien y que tenía que hacer lo que ella quisiera. “En un baño sentís compañerismo con la otra. Al toque preguntás cómo te queda la ropa y generás un vínculo que te hace que le podás contar cosas que en otros momentos no las contarías. Obviamente también tienen que ver las sustancias y el alcohol”, reflexiona la joven.

Problemas económicos, laborales, de salud y amorosos son los que más cuentan los tucumanos, según dijeron a LA GACETA operarios de limpieza. “Los diálogos se dan de manera muy espontánea. La gente pasa al baño y te saluda. Entonces vos le decís: ¿hola, cómo estás? y ya es suficiente para que el que viene angustiado cuente sus cosas. Nosotros no sólo limpiamos los baños, también somos psicólogos, terapeutas y damos consejos de pareja. Uno se pone en el lugar del otro porque hay mucha gente que no tiene con quién hablar”, dice Sergio Machuca, que limpia los baños de La Terminal.

Lo que más le sorprendió a Eduardo López (31), que cuida la seguridad de un boliche de la capital, fue escuchar los insultos de un chico con los ojos rojos y húmedos a su novia. Ella lo acababa de dejar mientras hablaban por teléfono. Eduardo dice que antes de entrar al baño, los hombres le sacan conversación y hasta dejan pasar al que viene atrás en la fila para contarle sus historias de vida.

De esta manera, los baños públicos funcionan como un refugio al que las personas acuden para escapar de los más cercanos, de la rutina, de las preocupaciones y tristezas. Bruno Santillán, que trabaja en una sanguchería de Barrio Sur, dice que es común que a los baños entren chicas con los ojos llorosos y tarden media hora en salir.

Una vez, mientras Mónica Cantos lavaba uno de los baños de la Terminal, le tocó asistir a una joven de entre 17 y 18 años que llevaba siete días de atraso. Estaba asustada porque no sabía cómo hacerse el test de embarazo, y como Mónica sintió pena, la ayudó explicándole. A la señora, que trabaja hace seis años en La Terminal, ya no le sorprende encontrar entre dos y tres tests de embarazos por día durante la limpieza. “Es más difícil que se lo hagan en el colegio o en la casa, que son lugares de donde escapan”, analiza. Incluso, a una compañera suya le tocó “pilotear” una situación tan difícil como desesperante: tuvo que asistir a una chica que intentó suicidarse en un sanitario.

El compañerismo del que habla Florencia, el rol de psicólogo terapeuta que describe Sergio y la contención a la que se refiere Mónica reflejan que para los tucumanos los baños públicos no sólo representan un lugar de aseo personal, sino también un espacio de desahogo y reflexión, donde los secretos y las pasiones más íntimas pueden ser revelados a un desconocido.

> "Los peores son los que no están consumiendo y piden entrar al baño un segundito. Aunque no se crea, te hacen un desastre, te dejan todo sucio, te roban el jabón y el papel higiénico"
Gerardo Boscarino
Dueño de café San Juan


> "Los tucumanos son muy poco solidarios con la persona que está por entrar: llegan, hacen lo que tienen que hacer y se van sin importar si es que ensuciaron un piso o dejaron cosas tiradas en el suelo"
Sergio Machuca
Operario de limpieza de la terminal


> "En los baños encuentro entre dos y tres veces a la semana carteras robadas por mecheras. A veces tiran todo dentro de la mochila del inodoro y tenemos que estar sacando porque la trancan"
Luis Adrián Alaní
Mozo de “Laprida y Santiago”

> Qué puedo contagiarme
- Escherichia Coli:
presente en la materia fecal, que en general puede producir enfermedades y causar diarrea.
- Shigella:
también en la materia fecal, causa diarrea grave con presencia de moco, sangre o pus en  heces.
- Estreptococos:
pueden estar en las instalaciones como barandas o lavamanos. Son responsables de generar infecciones de garganta en los niños.
- Estafilococo:
también pueden estar en las instalaciones. Produce forúnculos e infecciones de heridas.
- Rotavirus:
son microorganismos de la materia fecal. Representan la causa más común de los cuadros gastrointestinales agudos, con diarreas profusas y vómitos.
- Virus de la gripe
- MEDIDAS PREVENTIVAS: Lavarse las manos al salir de un baño público.

Comentarios