“Tenemos un problema complejo; se rompió la cadena de pago”

El empresario de La Florida se quejó de la política económica.

29 Oct 2018
1

ROCCHIA FERRO. Prefirió nombrar a la crisis como “situación difícil”.

El referente industrial azucarero, Jorge Rocchia Ferro, evitó hablar de crisis pero evaluó la actual situación económica “como un problema complejo”. En este sentido, consultado sobre el balance de lo que sería el final de zafra en Tucumán, arrancó diciendo que “la cadena de pago está cortada”. “Hacer un balance es difícil en la Argentina actual, con las actuales tasas de interés del 80%. Realmente no es fácil. Los mayoristas importantes, sin necesidad de dar nombres, no están cumpliendo hoy con los compromisos de pago asumidos”.

Al respecto, apuntó que “todo el mundo está en estos momentos vendiendo sus azúcares, por una necesidad financiera”. “Creo que estamos frente a una situación compleja y controvertida, porque desde el Gobierno nacional nos piden sacrificios, el sector pone el hombro como deber ser, pero no alcanza, aún no es suficiente”, afirmó.

Luego de aclarar que productivamente la zafra 2018 “fue interesante”, porque se cumplieron todas las estimaciones de pre zafra de la Eeaoc, consideró que el “verdadero balance” se lo podrá hacer recién a fines de año, “después que hayan pasado los pagos de sueldo, aguinaldo y vacaciones”, que son los compromisos más importantes del corto plazo.

“Por eso considero que el precio del azúcar debe subir”, remarcó. “Está bajo porque el financiamiento está influyendo (la sobreoferta al mercado que mantiene bajo el precio). Hoy con tasas del 10% mensual no se puede pedir crédito. ¿Cómo se puede sobrevivir con tasas tan elevadas? No hay azúcar en negro volcado al mercado -aclaró-, pero están vendiendo. La recesión también está influyendo; acá todo tiene que ver con todo. Es un momento difícil en lo económico y por eso debemos abroquelarnos para ver cómo salimos adelante juntos”, apuntó.

Sobre la producción de alcohol, dijo que todos los ingenios que lo producen cumplieron con la cuota, que no se trabó la producción y que hay alivio en el sector porque el Gobierno desistió de gravar los combustibles. También hay una dosis de optimismo por la proyección de ir hasta el 27,5% de alcohol para la mezcla del bioetanol. “Este es el combustible del futuro de Tucumán; cuanto más haya, más azúcares vamos a sacar del mercado y no bajará el precio”, concluyó.

Comentarios