Ingresaron con armas, arrastraron a una clienta y se llevaron la recaudación de un “Pago Fácil”

Un grupo de asaltantes se llevó alrededor de $ 50.000; dos se movieron en el interior y el resto custodió afuera del comercio.

06 Oct 2018 Por Luis Duarte
2

LUZ DE DÍA. Toma del video que analiza la Policía y que muestra cómo los desconocidos ingresaron y se llevaron la recaudación. CAPTURA DE VIDEO

Las pautas del delito cambiaron y dejó de importar si el robo se concreta durante la noche o el día, o si en el lugar elegido se encontraran una, dos, tres o más víctimas. Dos desconocidos ingresaron ayer a un local de “Pago Fácil” y en un par de minutos se llevaron la recaudación del momento, que oscilaría entre los $ 50.000. Entraron armados al comercio de calle Marcos Paz al 200, en barrio Norte, cuando el reloj marcaba las 12.44. En ese momento, unas siete personas hacían fila para hacer sus operaciones. Afuera, el tránsito era nutrido y los peatones circulaban por las veredas sin notar que en el interior del negocio se vivían momentos de miedo.

“Estaba concentrado cobrando, cuando me di cuenta de que entraba una persona con problemas para caminar (en la pierna izquierda). Después noté que eran dos. El primero se paró al frente, nos apuntó y nos dijo que estemos tranquilos y que saliéramos del mostrador. Nos dirigimos a la otra salita del local”, describió José, quien pidió que su apellido se mantuviera en reserva. No fue la primera vez en la que las víctimas describen a una persona con dificultades para caminar, entre los autores de una situación delictiva. Ya había sido señalado en circunstancias anteriores, también en barrio Norte.

El empleado describió que una mujer se había mostrado nerviosa y que quería salir con sus hijos, quienes estaban en la pieza contigua. Mientras, los desconocidos mostraban las armas y advertían a los clientes. “Los tipos nunca permitieron eso”, añadió.

Los dos asaltantes entraron con cascos para tapar sus rostros. Uno de ellos vestía una chomba blanca a rayas, y el segundo, quien se mantuvo cerca de la puerta, portaba un chaleco tipo vial de color verde fosforescente. Un minuto fue suficiente para revisar las dos cajas y sacar los billetes de mayor denominación. Habrían dejado la “plata chica”, según se pudo apreciar en las filmaciones que comenzó a analizar la Policía.

“Otra señora intentó salir, pero no la dejaron. Al pasar la puerta, uno de los sujetos le agarró el cabello y la tiró al piso para ingresarla de nuevo”, manifestó el empleado del centro de cobro.

Los autores del robo estuvieron acompañados por dos hombres más que actuaron de campana. El grupo había llegado en dos motos, pero los colaboradores se quedaron afuera en el momento del ataque. Uno se quedó a controlar que nada malo pasara; mientras que el otro ingresó a la casa de cobro electrónico de facturas. A los pocos segundos salió y se acercó al personal de la construcción que estaba en la obra de al lado.

“Estábamos comiendo un asado. Se acercó un tipo, casi gordo y con casco, y nos dijo que nos quedáramos callados y no avisemos a nadie”, dijo uno de los obreros.

Luego se reunieron todos en la vereda, se subieron a las motocicletas y se dieron a la fuga, por calle Monteagudo.

El mismo local de “Pago Fácil” fue asaltado en 2011. Entonces, los delincuentes se habían llevado unos $ 30.000, según comentaron sus propietarios.

Comentarios