Quiso vengarse de un robo y terminó imputado por el homicidio de una mujer

Una abuela de 78 años fue ultimada de un tiro en la cabeza y su nieto recibió un disparo en una pierna; por el hecho se entregó un vecino.

22 Sep 2018
1

PROFUNDA ANGUSTIA. “Por defender a su familia, ahora mi hijo está detenido”, se lamentó Marta Salcedo, madre del imputado por matar a una mujer. la gaceta / foto de francisco fernández

“Estábamos en el fondo de la casa. Yo lavaba la ropa y mi hija quemaba hojas. De pronto escuchamos un ruido adelante y los perros comenzaron a ladrar. Cuando mi hija fue a ver qué pasaba, vio a estos dos chicos. La amenazaron con puntas y ella empezó a gritar. Entonces llegó mi hijo, que venía de trabajar y los persiguió. Por defender a su familia, hoy está preso”. Marta Salcedo, de 66 años, asegura que así comenzó la secuencia que luego terminó en una tragedia. “Vinieron a vengarse porque días antes defendimos a un vecino al que ellos quisieron robar”, contó.

El hecho se registró cerca de las 16.30 del jueves pasado en una casa de avenida Brígido Terán al 800. Hasta ese domicilio habría llegado Esteban Sebastián Cabello, de 32 años. Venía persiguiendo a dos hermanos que habrían intentado ingresar, momentos antes, a su pequeña despensa de avenida Pedro Miguel Aráoz 130, donde reside con su madre, su hermana y sus dos hijas. Ambas propiedades están ubicadas en la misma manzana, en el barrio Benjamín Matienzo.

Cabello está acusado de matar a Gabriela Gorriti, de 78 años, y de herir a su nieto Cristian Alejandro Romano (23). Ambos fueron trasladados al hospital Padilla. La mujer falleció horas después. Presentaba una grave herida de bala en la cabeza, que le ocasionó pérdida de masa encefálica. Su nieto, en tanto, recibió un tiro en una pierna y se encuentra fuera de peligro.

Cabello trabaja como custodio en una distribuidora de golosinas. Su madre contó que regresaba del trabajo en una moto cuando observó que su hermana que corría y pedía ayuda.

“Me rompieron la puerta y se introdujeron en el quiosco que tenemos. Creo que fue para hacer daño, no hay otra respuesta. Mi hijo alcanzó a largar su moto y a perseguirlos. Otra cosa no puedo contar porque yo me quedé en la casa, porque no puedo caminar porque tengo una discapacidad”, aseguró Salcedo.

Cabello habría llegado hasta la casa donde se ocultaron los supuestos asaltantes, con quienes comenzó a discutir. Del interior de la vivienda salió la abuela de los jóvenes, supuestamente para intentar detener la pelea.

Discusión y tiros

El custodio, entonces, habría sacado un arma y comenzó a disparar. Luego, escapó a bordo de su moto. Se entregó horas después en sede policial.

Ayer fue indagado en la Fiscalía de Homicidios, a cargo de Adriana Gianonni. Habría confirmado que tenía problemas desde hace tiempo con estas personas. Su versión no sería suficiente para determinar que actuó bajo estado de emoción violenta y quedó imputado por homicidio.

Venganza

Salcedo aseguró que el joven baleado y su hermano intentaron asaltar a un vecino el miércoles pasado y que intentaron ingresar a su domicilio para vengarse porque ellos avisaron a la Policía. “Eran como las 19.30. Le rompieron la puerta a don Luis, que vive solo. Nosotros los vimos y entonces se fueron. Ayer (por el jueves) nos hicieron lo mismo a nosotros”, indicó.

“Vivimos todos los días en un estado de inseguridad. Esta gente se maneja mal en el barrio, son malos con la gente. Los vecinos tienen mucho miedo porque se siente su impunidad”, agregó.

La mujer también contó que el joven baleado y su hermano habrían ingresado hace seis meses en su negocio. Ninguno de los hechos habría sido denunciado.

“Le pido a la Justicia que me devuelva a mi hijo y que estos chicos dejen de hacer daño. Los vecinos queremos defendernos, pero ya no sabemos cómo hacerlo”, concluyó.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios