Para Zona Ganjah, el sol siempre volverá a salir

Una música espiritual que acentúa lo positivo y con una cultura detrás. Seguidores en las redes.

07 Sep 2018
1

“TODO ESTÁ BIEN”. La frase del compositor Jose Gahona cobra sentido y dimensión en su mensaje. Prensa / chilli ph

ACTÚA HOY

• A las 23 en Robert Nesta Club (San Martín 1.129).

“El sol siempre volverá a salir” y “Un nuevo día es una nueva poesía”, dicen las letras de “El sol” y “Un nuevo día”, con lo que ya es suficiente para saber de qué la va Zona Ganjah.

El grupo no es puro reggae, sino también hip hop; mejor dicho, es hip-hop con toques de reggae y una lírica con estrofas rapeadas en algunas de sus composiciones. Tiene millones de seguidores en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, donde sus fans comentan y megustean sus temas. Simples y directos, “porque relajan y son optimistas”, los define Jose Gahona durante una nota con LA GACETA.

“No es la primera vez que tocamos en Tucumán. También lo hicimos en Salta hace un par de años, pero es verdad que no fuimos mucho por el norte. Entre técnicos y músicos somos 12, y es muy grande la movida”, dice Gahona con una voz que suena calmada y suave.

El grupo lleva 15 años entre Mendoza y Buenos Aires, y también en decenas de giras por distintos países latinoamericanos; la mitad vive en cada ciudad, y el interlocutor nació en Chile. Vocalista, compositor y productor, asegura que el reggae es una música de valores. “Hablamos de cosas positivas”, agrega. En otras palabras: cómo convertir situaciones negativas en enseñanzas positivas y experiencias valiosas, precisa.

- Un ritmo tranca, fumando y sentado en el pasto...

- Es verdad que el reggae tiene esa especie de estigma y no está mal que la gente lo interprete en esa línea... Porque es una alternativa a una vida de estrés, de aceleración; es una música de relax, no de relajación y meditación como otras, pero sí relajada y relajante. En ese sentido podría decirse que es una música espiritual; y si es así, nunca va a dejar de ser parte de esa gente que la escucha. Es cierto que hay géneros que son pasajeros, pero también hay otros madre.

- Hay una filosofía detrás de ello.

- Sí, cuando surgió en Jamaica se asoció a una filosofía religiosa, el rastafari, que fue como un himno de liberación. Pero luego dejó de ser ortodoxo y muchos se quedaron con la música, porque nunca fue una condición seguir su filosofía. Como sucede con otras músicas, pero que siguen vigentes por la cultura que hay detrás de esa música. Cada estilo tiene una cultura detrás, eso que la gente vive en el día a día y está mucho más allá de la música.

- Pero hay mensajes...

- Sí, hacemos tanto reggae como hip hop, que tiene un contenido un poco más agresivo, propio de la protesta social. En los mensajes hablo de muchas cosas, pero el optimismo me toca mucho para expresarlo, me mueve cosas adentro. Todo está bien, lo positivo es más que lo negativo. En temas como “Vibra positiva”, “No estés triste”, “Un nuevo día” y “Vivo feliz” y tantos otros, este mensaje está claro.

- ¿Tu propuesta es un todo?

- Mi mensaje es integral. Convivimos con la música, ¿por qué no utilizarla para incorporar enseñanzas? Hay que aprovecharla para bien, sin provocar morbo o esas giladas que hace el reguetón. No hacemos covers de los clásicos de otros, sí de los clásicos nuestros; son nuestras composiciones. En el show en Tucumán vamos a interpretar parte de nuestros discos y dos temas nuevos de una placa que aparecerá próximamente. “El sol” y “Algo mejor”, que es el nombre de la misma gira.


Comentarios