Espíndola pasó la prueba, ahora quiere triunfar en San Martín

El jugador llegó por una recomendación de Marcelo Barovero y en pocos minutos demostró que puede ser una solución en ataque.

03 Sep 2018
1

Espíndola quiere hacer festejar a los hinchas del "Santo".

En plena pretemporada, mientras el nuevo San Martín tomaba forma, Darío Forestello recibió un llamado de un número con característica de México. Del otro lado de la línea estaba Marcelo Barovero, ex arquero de River, hoy en Monterrey de ese país y que había sido dirigido por “Yagui” en sus comienzos en Atlético de Rafaela.

Sabiendo que el entrenador buscaba nuevas piezas para reforzar el equipo en la Superliga, “Trapito” le recomendó un delantero que había sido compañero suyo en Necaxa. Así, Fabián Espíndola arribó a La Ciudadela para someterse a un período de prueba, que resultó casi un trámite.

Convenció al DT con su buena técnica, su potencia y su voracidad ofensiva, y selló el vínculo con el “Santo”. Pese a jugar poco más de 15 minutos en el encuentro contra Patronato por Copa Argentina, su carta de presentación fue el clásico contra Atlético, donde clavó un “bomba” para asegurar la victoria frente al rival de toda la vida. Luego, tras superar una lesión, debutó en la máxima categoría la fecha pasada contra Rosario Central donde fue uno de los mejores del “Santo”. Ahora intentará volver a enamorar a los hinchas, justo en un duelo clave.

“Estoy bien”, asegura “Loco” en diálogo con LG Deportiva, masticando algo de bronca porque la felicidad no es completa. “Estaría contento si los resultados hubieran acompañado. Pero hay que estar tranquilos, ya van a llegar”.

Pese a haberse quedado al margen debido a un desgarro, Espíndola considera que el debut contra Unión fue el juego que impidió que en Bolívar y Pellegrini estuvieran mucho más relajados. “Si hubiésemos ganado todo sería diferente. No lo logramos y por eso la derrota con Central como que se agrandó”, piensa, dejando en claro que la misión para esta noche es impostergable. “Tenemos que ganar. Acá debemos hacernos fuertes, esa debe ser nuestra mayor arma a la hora de tratar de asegurar la permanencia. Además, una victoria tranquilizaría todo”, remarca.

Gimnasia llega golpeado pero no deja de ser un rival difícil y que tiene muchísimo conocimiento a la hora de jugar este tipo de duelos. Por eso, en La Ciudadela saben que no deben confiarse, ni regalar ni siquiera unos centímetros. “Ellos también deben sumar muchos puntos, pero nosotros debemos ser inteligentes. Hay que achicar el margen de error y si tenemos la suerte de ponernos arriba en el marcador, saber cuidar esa ventaja. Esta es una categoría muy difícil. No hay rivales accesibles; mucho más en la situación en la que estamos nosotros que debemos sumar mucho”, afirma en la previa de un duelo que dará inicio a una semana intensa.

Boca aparece en el horizonte, por los 16avos de final de la Copa Argentina, pero Espíndola corta en seco una posible maniobra de distracción. “En lo anímico puede servir mucho. Pero no debemos olvidarnos que Boca es por la copa y acá lo que interesa es la Superliga. Hay que ir paso a paso y saber que lo más importante es Gimnasia”, cierra Espíndola, el jugador la recomendación que parece ser una buena solución para “Yagui” y para San Martín.

Comentarios