Una sobreestructura del Estado que “no fue heredada”

Desde la Fundación Libertad, coinciden en que la reducción de los cargos públicos debe superar el 25%.

03 Sep 2018
1

Mauricio Macri

El año pasado, el “Mapa del Estado” confeccionado por el Ministerio de Modernización mostraba 21 ministerios, 88 secretarías, 208 subsecretarías, 647 direcciones nacionales y generales, y 120 organismos descentralizados. Entonces, la Fundación Libertad y Progreso daba cuenta de ese fuerte incremento de la estructura del Estado en la gestión del presidente Mauricio Macri, lo que significó un aumento del 25% respecto de la “estructura heredada”.

En este contexto, hubo también repercusiones ante los cambios en el Gobierno que extraoficialmente se van conociendo. “El anuncio del Presidente de reducir 25% los cargos políticos parecería dar respuesta a la realidad que planteaba nuestro informe, ofreciendo una solución. Sin embargo, no queda claro qué es lo que define como cargos políticos. Nosotros consideramos que es necesario achicar la cantidad de Ministerios a no más de 8 e incluso adelgazar la estructura del Estado a lo alto, por ejemplo eliminando las subsecretarias” remarcó el licenciado Aldo Abram, director de la Fundación.

“Quedarse sólo en prescindir de algunos funcionarios políticos y no de las reparticiones que lideraban es un simple gesto político que tiene poco impacto en términos de aligerar el peso del Estado”, apuntó.

De los tres anuncios comunicados el pasado lunes pasado el más importante se refiere a la reducción del 25% en los cargos políticos. Representarían unas 1.000 personas, lo cual es un porcentaje ínfimo sobre los 4 millones de empleados públicos en los tres niveles de Gobierno, o bien equivale al 0,13% de los empleados federales. La medida ahorraría $ 1.500 millones, apenas un 0,2% del déficit fiscal. Es decir, por sí sola la medida es claramente insignificante. Al respecto, el economista Agustín Etchebarne opinó que “si lo que anunció Macri es la punta del iceberg y lo que sigue es una reforma completa hasta el hueso, hay chances de éxito. Si lo que anunció Macri es cosmética superficial, Argentina puede terminar muy mal”. Agregó que “si se busca una racionalización del Estado, debería sobrevenir dentro de unos meses la reestructuración de todo el Estado Federal. El Gobierno estima que habría 35.000 personas desafectadas, que equivale a un 4,7% del total de empleo federal. Entonces, se podría ya hablar de una reforma gradual, pero efectiva”, resaltó en aquella oportunidad.

Comentarios