Un joven mató a otro por una supuesta disputa por drogas en Concepción

La víctima huyó en moto y cayó a ocho cuadras del lugar del ataque.

24 Ago 2018

La muerte a tiro de un joven, de 20 años, ocurrida en la noche del miércoles en Concepción, podría estar vinculada con rencillas suscitadas en el ambiente del narcomenudeo. En relación a este hecho hay un adolescente de 16 años aprehendido, hijo de un supuesto narcotraficante conocido como Julio “El Gastonero” Chávez, actualmente encerrado en un calabozo por haber sido descubierto cuando transportaba 146 kilos de marihuana.

César Nahuel Perea, del barrio Municipal, murió alrededor de las 23.30 tras desvanecerse y caer al pavimento con su moto Honda, víctima de un disparo con arma de fuego que le impactó en el lado derecho del pecho. El joven fue encontrado tirado a la altura de la calle Heredia al 400, frente a una casa de repuestos de autos.

LA VÍCTIMA. César Nahuel Perea recibió el disparo en el pecho.

En un principio algunos vecinos de la zona creyeron que había sufrido un accidente de tránsito. En cambio otros hablaron sobre un intento de robo. Sin embargo ambas hipótesis se desvanecieron rápidamente. Fue cuando llegaron a auxiliarlo paramédicos del hospital. Estos se dieron con que Perea tenía una herida de bala en el tórax. Su deceso se produjo a poco de llegar a la guardia del centro asistencial.

Zigzagueando

“Lo único que alcanzamos a ver es que el chico venía desde el lado norte zigzagueando hasta que se fue a la vereda y cayó ahí cerca de un árbol. En mi caso pensé que lo hirieron en un intento de robo”, relató una mujer de la zona que sólo se identificó como Carolina.

El fiscal Jorge Echaide, que investiga el caso, confirmó que Perea fue atacado a tiros en la calle 25 de Mayo última cuadra, en el barrio Costanera. En el momento del hecho iba con un amigo y un primo que huyeron. El representante del ministerio público dijo que hasta el momento se está investigando los móviles del caso y confirmó la aprehensión del adolescente sospechado de cometer el crimen.

“Lo único que sabemos, de acuerdo a testigos, es que la víctima fue atacada cuando se encontraba al frente de una vivienda”, añadió el fiscal. La policía, por su parte, reunió datos que hablan de un ataque que se perpetró contra los motociclistas sin mediar palabras. Tras recibir un disparo en el pecho, el herido se alejó en su moto. Los otros dos lo hicieron corriendo. Perea alcanzó a avanzar unas ocho cuadras hasta caer mortalmente herido.

“En base a datos brindados por testigos llegamos a dar con el presunto homicida. Se trata de un menor que hasta hace pocos días permaneció internado en el Instituto Roca de la capital. El chico tiene varios antecedentes”, informó el comisario mayor Félix Concha, jefe de la Regional Sur de la policía.

El fiscal Echaide, durante la mañana, requirió al juez de turno varias medidas con el fin de dar con elementos que conduzcan al esclarecimiento del hecho. Así en la mañana se practicó un allanamiento en la zona de La Costanera. Aunque en el lugar se secuestraron vainas servidas de una pistola nueve milímetros que comprometerían al detenido, los uniformados, según se confirmó, no dieron con el arma homicida. Un celular de la víctima fue vital para seguir sus últimos movimientos.

Reconocimiento

Así primero se llegó a uno de sus acompañantes. Fue este quien relató los pormenores del incidente que terminó con la vida de Perea. El joven les aseguró a los investigadores que no hubo ninguna discusión. Y reconoció que habían ido hasta la zona a comprar drogas, según trascendió de los pesquisas.

“Nos salió a atacar con un arma de tamaño grande. Alcancé a saltar de la moto y salir corriendo junto con el otro muchacho. Los tiros siguieron varios minutos. Después lo encontramos a Perea tirado boca abajo, y a la par de la moto, en la calle Heredia”, relató el testigo cuya identidad se mantiene en reserva. Según el joven, enseguida se fueron a avisar de lo sucedido a los parientes de la víctima. Los testigos reconocieron al hijo de “Julio el Gastonero” como el autor de la agresión, sin precisar los móviles.

CONOCIDO. “Gastonero” es el padre del principal sospechoso.

De acuerdo con la policía, el adolescente tiene al menos 35 causas registradas en los tribunales de Concepción.

Su padre, conocido como el “Scarface” de Concepción, fue imputado en varias causas penales por amenaza de muerte con arma de fuego. Además está acusado por el presunto secuestro de una adolescente de 17 años.

El año pasado la Justicia Federal lo procesó por tráfico de drogas. Este fue descubierto en Chaco cuando trasladaba 146 kilos de marihuana.

La desaparición de un hombre de 58 años, oriundo de Juan Bautista Alberdi, había sido denunciada el viernes. No hubo noticias suyas hasta este mediodía, cuando vecinos de Marapa encontraron un cuerpo. Fuentes policiales confirmaron que se trata de Roque Jesús Rojas, quien aparentemente murió ahogado en el canal derivador norte de esa localidad. Los vecinos vieron el cuerpo flotando y llamaron a la Policía. Minutos después se presentó en ese lugar personal de la división Criminalística, que realizaba pericias tendientes a determinar si el hombre cayó accidentalmente al agua o sufrió algún episodio de violencia.

Denuncias LA GACETA cuenta con un canal directo para que los lectores puedan difundir los hechos de inseguridad los que fueron víctimas. Los datos (que también pueden estar acompañados por imágenes y videos) deben ser enviados vía WhatsApp al número 381-6311910.

Comentarios