Revelan vínculos de Trayán con la “Jefa” Sánchez

La condenada y el ex empleado legislativo que está siendo enjuiciado habrían mantenido contacto con un poderoso narcotraficante. Con la detención de Carla Sánchez en 2015 comenzó el crecimiento de la supuesta “Banda de Trayán”.

11 Ago 2018
2

JORNADA. El ex empleado legislativo dialoga con uno de los García durante la audiencia oral de ayer. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

En la provincia, el negocio de la droga pasó de mano en mano, al mismo ritmo que su crecimiento en los últimos años. Ese cambio de mando se fue dando con la salida de escena de los circunstanciales cabecillas y, al mismo tiempo, por el posicionamiento de las nuevas “figuras”. El caso conocido como “La banda de Trayán”, por la posible participación de Julio César Trayán, ex empleado legislativo del oficialista Santiago Cano, ha reflejado que Tucumán ha sido un punto estratégico y en donde se han establecido organizaciones con la aspiración de expandirse.

En el segundo día del juicio oral que lleva adelante el Tribunal Oral Federal, se conoció cómo Gendarmería nacional había podido determinar que en la provincia se comenzaba a tejer una nueva estructura para la provisión y el traslado de estupefacientes, en especial, marihuana, con nexos en Corrientes. Los acercamientos entre Sebastián Marín, conocido como “Morenita”, en la capital litoraleña, con los tucumanos Mario Suárez y César Trayán, habrían sido clave.

“LA JEFA”. Carla Sánchez fue detenida en Tucumán.

La historia comenzó cuando Carla Sánchez, una reconocida narco de la región, fue detenida en un country de Yerba Buena en 2015. La mujer había llegado de Santiago del Estero, tras fugarse del asedio de la fuerza de seguridad federal. Desde tierras tucumanas, la líder manejaba el traslado y la distribución de la mercadería.

Marín había fue señalado entonces como el proveedor de Sánchez, que está cumpliendo una condena de siete años de prisión. Inclusive, en uno de los operativos, Gendarmería interceptó una carga de 1.400 kilos de marihuana. El procedimiento se concretó en tierras santiagueñas, pero el destino era Tucumán, donde estaba esperando la mujer.

Con la “Jefa” Sánchez fuera de escena, Marín habría empezado a mantener constantes comunicaciones con una persona que venía cumpliendo el papel de nexo en la provincia: Suárez.

“Trabajaba en el servicio 107. Era el secretario de Marín en Tucumán. Hacía lo que él le pedía, por ejemplo, llevarle dinero a la familia Rótolo. El padre de la familia Rótolo, que vive en Villa Carmela, había sido encontrado con 900 kilos de marihuana en el límite de Santiago del Estero y Tucumán, un procedimiento que habíamos hecho con la Policía de Santiago del Estero”, relató en la audiencia Valentín Córdoba, del Centro de Reunión de Información de Gendarmería, en esa provincia vecina.

Así, Suárez quiso dejar de ser un simple nexo y comenzar a recibir mercancía, según consta en el relato oficial. Mediante las constantes llamadas, la Gendarmería advertía que este sospechoso comenzaba a nombrar a un tal César en cada oportunidad.

“El otro chango me llamó recién. Dice que tiene algo lindo para nosotros (…) Tenemos que armar un viaje (a Corrientes). Llamalo al otro gordo, que él tiene que ir”, habían sido los mensajes en código, de acuerdo a las escuchas. Luego, Trayán y Suárez coordinaron un viaje.

Los investigadores de la fuerza federal siguieron a una camioneta Ford Ranger hasta la supuesta casa de Trayán, en Tucumán. Allí habrían levantado al ex empleado de la Legislatura. Los gendarmes vigilaron luego al rodado hasta llegar Corrientes.

Posteriormente, la Gendarmería dispuso un control en la localidad santiagueña de Quimilí para poder confirmar las identidades de las personas que se movilizaban en el rodado, al regresar de la capital correntina. Se trasladaban Trayán, Suárez y José Daniel Monserrat, según se informó ayer, quienes continuaron el viaje.

Con más influencia, al parecer, Trayán habría organizado un encuentro en su casa, donde participaron varios referentes de la organización. Los nexos se empezaban a cerrar.

Trayán ha sido señalado como uno de los socios de Ricardo y Walter García, sospechados en el juicio oral de ser líderes de la estructura que se habría terminado de formar en 2016. En el mapa de conexiones también aparecieron Daniel García, Carlos José Casuso, Jorge Saucedo y Juan Carlos Straatman. Este último, indicado como la persona que importaba la marihuana desde Paraguay. En el primer día de audiencia, los oficiales federales Enrique Quinteros y Marcos Musto habían hecho hincapié en la conexión con Buenos Aires.

En Esta Nota

Julio César Trayán
Comentarios