Empezó bien ...y desbarrancó

11 Ago 2018

> CRÍTICAS DE CINE

EL DEMONIO QUIERE A TU HIJO | TERROR - PM16 - 87’

REGULAR

ORIGEN: Canadá. DIRECCIÓN: Brandon Christensen. CON: Christie Burke, Jesse Moss, Rebecca Olson, Jenn Griffin, Michael Ironside, Sheila McCarthy, Sean Rogerson. GUIÓN: Brandon Christensen y Colin Minihan. FOTOGRAFÍA: Bradley Stuckel. MÚSICA: Blitz//Berlin.

Mary (Christie Burke) está hospitalizada y, además, atada a la cama. Le pasaron (e hizo) cosas horribles. Pero cuando descubre que algo siniestro ocurre en su casa sale corriendo y en un rato, descalza y en camisón, llega al hogar. No, la clínica no quedaba en la esquina. A esa altura, “Still/Born” -mejor usar el título original y no el ridículo que le calzaron por estas costas- ya venía en picada. Era inevitable que la película se estrellara y, por supuesto, se estrelló.

Y eso que no había empezado mal. Mary da a luz mellizos, pero uno muere al nacer. La crianza del bebé se enreda con la depresión posparto, alimentada por la cuna vacía que ella se rehusa a quitar de la pieza y por la presencia de algunos vecinos sospechosos. Era un buen campo para abordar elementos de terror psicológico y así pareció esbozarlo el debutante director Brandon Christensen, coautor del guión para más datos. Tampoco desentonaba la introducción de Lamashu, antiquísimo demonio sumerio más de una vez visitado por la literatura.

A medida que avanza la historia Christensen da un volantazo para sumergirse en un mar de clichés. Mary se caracteriza como ama de casa de los 50 (¿por qué?), se deja ver el inevitable monstruo y ni siquiera el gran Michael Ironside, fugaz en la piel de un psiquiatra, puede detener tanto lugar común disfrazado de susto de ocasión.

Comentarios