Preparen las bicis: nace la ciclovía de Tafí Viejo

Hoy se inaugura un espacio exclusivo para la circulación de bicicletas en una de las calles principales de Tafí Viejo. El objetivo es que los ciclistas puedan movilizarse con comodidad y seguridad. Sucede que la ciclovía cuenta con separadores físicos para que los autos y los colectivos no puedan lastimar a aquellos que se conducen en bicicleta. Acá, todos los detalles.

02 Ago 2018
1

CICLOVIA.

¿Cómo se piensan las ciudades? ¿Con la mente puesta en el auto, en la bicicleta o en los peatones? Tafí Viejo inaugura hoy un tramo de la ciclovía que recorre de este a oeste esa ciudad. Es decir, se les quita espacio en la calle a los vehículos de cuatro ruedas para cederlo a aquellos que avanzan a pedal. Esto ocurre en los 2.760 metros que comienzan en la intersección de avenida Alem y Alsina, y terminan en la hostería Atahualpa Yupanqui. Una buena noticia para los ciclistas.

Desde que comenzaron las obras para la habilitación de la ciclovía se escuchan quejas por parte de algunos vecinos. Hablan sobre la falta de espacios para estacionar y que la flamante propuesta entorpecerá el tránsito. Mientras los empleados municipales pintaban ayer cordones, sendas peatonales y hacían recambio de veredas, las opiniones se cruzaban en voz alta. Como la de Dolores Díaz, nacida y criada en la ciudad del limón. “Me manejo en auto y a pie. Y me parece que no es una buena idea para una avenida tan angosta. En todo caso, hubiesen sacado espacio a la vereda, que es muy ancha. Si antes era difícil encontrar estacionamiento, ahora será mucho más complicado”, describió.

Muy cerca se escuchaba cómo Susana García, oriunda de El Cadillal, le anticipaba a su amiga Fabiana Solbes que la semana que viene alquilará una bicicleta para su hija y la impulsará a hacer el paseo con sus amigas. “Está buenísimo. Podrá ir sola, porque no le pasará nada. Será seguro andar en bicicleta”, se alegró. Eso sí: se quejó de que a los padres se les hace difícil retirar a los chicos del colegio Santa Cecilia, ubicado en Alem primera cuadra. “Estamos juntando firmas para entregarle al intendente (Javier Noguera), para que nos dé espacio para estacionar”, añadió.

Desde que se subió a la primera bicicleta que le regalaron sus padres, el canillita y ex periodista Alfredo Fernández nunca cambió de medio de transporte. Es que considera que andar sobre dos ruedas es ideal para tener un buen estado físico. A la ciclovía ayer la miraba de reojo. No se le anima todavía, porque la considera demasiado angosta para “ir y venir todos juntos”. Sucede que la vía para ciclistas tucumana mide entre 1.50 metro a 1.80 de ancho. En cambio, la de Buenos Aires, entre 2.20 a 2.38, aproximadamente.

Ayer por la mañana todavía faltaba que fuesen instaladas las estaciones para alquilar bicicletas y algunos otros detalles, como la demarcación del sentido del tránsito. Además, hay sectores del recorrido en los que la ciclovía todavía no está consolidada (en la calle Balcarce, por ejemplo).

Según detallaron en el municipio taficeño, lo que se inaugura hoy son los primeros 900 metros, que se extienden sobre Alem desde la calle Alsina (ahí estará la primera estación de bicis) hasta el pasaje San Miguel (segunda estación). “Estamos ultimando detalles, haciendo recambio de veredas, reposición de cordones, terminando de colocar los separadores viales y las farolas de iluminación en la isla. También se está trabajando en la pintura de toda la zona, remarcando nuevamente la ciclovía y la pintura de cordones. El sentido del tránsito de las bicicletas sí va a ir marcado. A la tarde (por ayer) instalarán las postas de bicicletas”, detalló Ximena Melano, arquitecta de la Municipalidad de Tafí Viejo.

La profesional también dijo que continuarán con las tareas de bacheo y reparación de pérdidas de agua; esto ocurre, por ejemplo, en la esquina de Paysandú y Balcarce, donde los vecinos, como Nancy Luna, se quejan de un enorme pozo que dificulta la circulación por esa intersección.

Para entender mejor la nueva vía, vale decir que no es recta. Recorre Alem desde Alsina y hasta el pasaje San Miguel (lo que inauguran hoy). En la esquina con Balcarce hay que doblar hasta Paysandú. Por allí se sigue hasta la avenida Perú. Se hacen unos metros más y se retoma por Paysandú para continuar hasta la hostería, en una subida empinada que hoy está pintada de verde. Se trata de un sector bastante tranquilo, con poco tránsito. Allí estará ubicada la tercera estación para dejar o llevarse bicicletas. Si alguien quiere una, no tendrá que pagar cada vez que quiera usarla. Sólo deberá comprar inicialmente una tarjeta a $ 100 y -claro- devolver el vehículo. Otro punto a favor para quienes recorren la ciudad sobre dos ruedas.

Comentarios