La cámara de Paganelli

Captó la vieja fachada de la Casa Histórica

30 Jul 2018 Por Carlos Páez de la Torre H
1

LENTE FOTOGRÁFICO. Se exhibe actualmente en el Museo Lillo, y es lo que sobrevivió de la cámara donada por el hijo de Paganelli.

Es por todos conocida la importancia que tiene Ángel Paganelli para la historia del arte fotográfico en Tucumán. Nacido en Italia en 1832 y fallecido aquí en 1928, a su cámara se deben las más antiguas imágenes exteriores que conocemos. Registró el centro de nuestra ciudad, algunos ingenios azucareros y, sobre todo, hacia 1869, la fachada original y muy derruída de la Casa de la Independencia.

Esa fotografía permitió que, en 1942, al disponerse la reconstrucción total del edificio, se contase con un documento indispensable. Permitió no sólo reproducir el frente primitivo, sino también calcular con exactitud sus dimensiones. Así lo narra en detalle el arquitecto Mario Buschiazzo, a cuyo cargo estuvo aquella tarea, finalizada en 1943, y que dejó a la célebre casa con el aspecto que actualmente presenta.

Pero no es muy conocido que en el Museo Lillo se conserva hoy la lente de la cámara que utilizaba Paganelli. Según la museóloga Sara Peña de Bascary (quien armó ese museo, inaugurado en 2017), la cámara completa fue donada por su hijo, también llamado Ángel Paganelli, a la Fundación Lillo, y la Comisión Asesora la aceptó, como consta en acta del 4 de setiembre de 1952. Lamentablemente, veinte años más tarde, en 1972, hubo un incendio en el laboratorio de fotografía de esa institución. Entre los elementos que destruyó el fuego, estaba la cámara de Paganelli.

Pero sobrevivió la armazón del lente, aunque sin el cristal. Es la pieza que ahora se exhibe, en una vitrina del Museo Lillo. Es de bronce, lleva al costado una llave para regular, y tiene grabadas las inscripciones “G.H. Dullmeyer. N° 32459. London. 3.B. Patente. Buenos Aires” y otras líneas casi borradas.

Comentarios