El Concejo busca saldar la deuda con la salud sexual

Un edil presentó una norma en línea con la ley nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, de 2002, a la que no adhirió la Provincia.

29 Jul 2018 Por Martín Dzienczarski
1

EN DEBATE. Los jefes de bloques dieron el visto bueno para debatir el proyecto y llevarlo a votación en el recinto. la gaceta / foto de hector peralta

En los debates en el Congreso sobre el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), tanto los promotores como detractores de la legalización del aborto coincidieron en un punto: apostar por los programas de salud y de educación sexual. En San Miguel de Tucumán, un concejal presentó un proyecto de ordenanza para que la Capital cree un programa de salud sexual, reproductiva y educación sexual. La iniciativa es paradójica: Tucumán es la única provincia del país que no adhirió a la ley nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable.

“Con esto estamos saldando una deuda, una cuenta pendiente que tiene la provincia con la adhesión de las leyes de Salud Sexual y de Educación Sexual Integral. Ojalá sea un detonador para que la Legislatura adhiera a estas normas”, explicó el radical José “Lucho” Argañaraz, presidente de la comisión de Salud del Concejo.

En 15 artículos, el proyecto del concejal crea el “Programa Municipal de salud Sexual-Reproductiva y Educación Sexual Integral” en la capital. Instituye como ejecutores del programa los establecimientos educativos y de salud municipales. Entre los principios generales, el proyecto establece “promover el reconocimiento del derecho a la salud sexual y reproductiva, el oportuno acceso a la información y el debido respeto a la dignidad humana; respetar las pautas culturales, éticas y religiosas de los destinatarios; promover la autonomía personal, igualdad, diversidad e integridad de un adecuado ejercicio de la libertad para elegir. A partir de ese lema se deberá educar respecto al protagonismo que tiene cada persona en el cuidado de su propio cuerpo y, también, la libertad para regular su fecundidad si así lo desea”. Entre los fundamentos, el edil radical consideró que “las políticas reproductivas practicadas han sido insuficientes debido a la falta de acceso real a información objetiva por grupos de riesgo”.

La ley de Salud Sexual y Procreación Responsable (25.673) fue sancionada en el Congreso el 21 de noviembre de 2002, y garantiza el acceso gratuito a información y métodos anticonceptivos en todo el país. Tucumán lleva una mora de 16 años en la adhesión a la norma nacional. A su vez, la ley de Educación Sexual Integral (26.150) fue aprobada en el Congreso el 4 de octubre de 2006, para que se implementen programas de educación sexual en la currícula de establecimientos públicos y privados. Si bien la Provincia no adhirió formalmente a esta norma, la ley de Educación de la provincia (8.391), en sus artículos 9 y 12 sí incorporan la necesidad de que las currículas contengan una educación sexual integral.

Postura del Municipio

La secretaria de Políticas Educativas de la Municipalidad, Susana Montaldo, destacó el proyecto. “Celebro que la iniciativa se enmarque en una visión amplia, no reduccionista, en el respeto a la dignidad humana y a la diversidad, con una mirada acorde a la complejidad de la persona, no sesgada a lo meramente biológico, fisiológico, sino que abarque también los aspectos psicológicos, culturales, sociales, afectivos y valorativos”, expresó las funcionaria a LA GACETA. La ex ministra de Educación provincial durante la primera gestión alperovichista resaltó la importancia de trabajar la temática desde el nivel inicial: “la educación sexual debiera comenzar en la escuela en el nivel inicial, de tal modo que se puedan ir venciendo creencias y prejuicios acerca de que ‘de eso no se habla’. Permitir a los niños ‘mirar’ , ‘tocar’ y ‘nombrar’ las distintas partes de su cuerpo con naturalidad, pudor y respeto. Los adolescentes y jóvenes deben ir tomando conciencia que la sexualidad humana está atravesada por las emociones, los afectos, las pautas socio culturales, los valores y que implica un derecho humano y un compromiso responsable con mi cuerpo y con el del otro con el que me relaciono. Apreciar la sexualidad como una fuente de comunicación y expresión, y que como tal tiene sus dificultades y su gratificación”.

Aprobación de los bloques

Todas las bancadas del Concejo dieron el visto bueno para avanzar con el proyecto presentado. “Todo lo que sea educación sexual me parece fundamental, el Estado debe cumplir su rol con este tema, y desde temprana edad. Las nuevas generaciones creo que están teniendo el comienzo de su vida sexual desde más temprana edad, entonces es fundamental trabajar para evitar lo que sucede cuando se carece de estos programas: enfermedades. La forma de evitar esto es con educación, y debe ser en las escuelas”, consideró Agustín Romano Norri, al frente de la bancada Cambiemos.

“No hay una postura tomada como bloque, los concejales del espacio tendrán la libertad para plantear sus posturas. Este tema será tratado en comisiones, y luego en el recinto seguramente se tratará. Son proyectos que pretenden concientizar y trabajar sobre la educación sexual de los chicos en las escuelas”, explicó el peronista David Mizrahi, presidente del bloque Tucumán Crece-PJ.

Ricardo Bussi, quien encabeza el bloque Fuerza Republicana, criticó que otros debates se posterguen. “En el bloque no tenemos tabúes para tratar ningún tema de interés comunitario. Nuestra función es debatir ideas. Pero llama la atención que desde Cambiemos se promuevan estos debates y eludan el debate sobre la Cuenta de Inversión, que es la rendición de cuentas de la gente que malgastó (el intendente Germán) Alfaro en la última campaña electoral, donde compraron voluntades con los llamados ‘luquepesos’”, respondió.

Comentarios