Ministros del G-20 reclaman un comercio global sin proteccionismo

28 Jul 2018
1

BIENVENIDA. El anfitrión, Luis Miguel Etchevehere se encargó de dar el inicio a las deliberaciones de los ministros de Agricultura de los países que componen el Grupo de los 20. g20 argentina

Cecilia Caminos | DPA

BUENOS AIRES.- Las vías para garantizar un futuro alimentario sostenible y la vigencia del multilateralismo son los ejes centrales de la reunión de ministros de Agricultura del G20 que comenzó ayer en Buenos Aires, cruzada por la guerra comercial que preocupa al mundo. Los responsables de agricultura del foro que reúne a los 20 principales países industrializados y emergentes analizan asimismo el manejo integral y responsable del suelo, la reducción del desperdicio de alimentos y el rol de la tecnología en el agro, en momentos en que el planeta demanda un manejo medioambiental más responsable pero también la provisión de mayor cantidad de alimentos.

El encuentro está signado por la disputa comercial entre Estados Unidos, China y la Unión Europea, que representa tanto una amenaza como una oportunidad para el sector agroindustrial. “Queremos un comercio abierto y basado en reglas, sin proteccionismo”, afirmó la ministra de Agricultura de Alemania, Julia Klöckner, quien sin embargo se mostró confiada en conseguir resultados en Buenos Aires y destacó el consenso en que la agricultura sea tomada “no como algo sectorial sino como algo global” porque se trata de la alimentación, el medio ambiente y los recursos. “Todos queremos volver a casa con un resultado”, aseguró.

Su par de España, Luis Planas, se manifestó en el mismo sentido. “El proteccionismo y las batallas comerciales, especialmente en el campo agroalimentario, son particularmente dañinas”, declaró. Planas remarcó que “el multilateralismo y la alimentación sostenible tienen mucho que ver” y citó como ejemplo el cambio climático. “Los objetivos del Acuerdo de París son muy importantes. España y toda la cuenca mediterránea se verían muy afectadas por el cambio climático, que está influyendo ya en nuestra agricultura y nuestra ganadería”, sostuvo.

El ministro español anticipó que la declaración de los ministros de Agricultura del G20 subrayará “la importancia de la alimentación sostenible que dé respuesta a la situación que vive el mundo, con 815 millones de personas que padecen hambre y otros 2.000 millones con sus necesidades alimenticias insatisfechas”. “No nos podemos permitir esa situación”, subrayó.

El documento también abogará por una agricultura sostenible, la lucha contra la erosión de los suelos y una mejor gestión del agua y medidas para reducir el desperdicio de alimentos.

Los países del G20 representan el 60% de las tierras agrícolas del mundo y son responsables de casi el 80% del comercio de alimentos y productos agrícolas.

El desafío que afrontan es enorme ya que para el año 2050 el mundo tendrá que aumentar entre un 50% y un 70% la producción de alimentos, según alertó esta semana el S20, el grupo de afinidad que congrega a academias de ciencia de los 20 países que integran el foro.

“El manejo sostenible de los suelos es uno de nuestros focos principales porque es crucial para satisfacer las necesidades nutricionales de las generaciones futuras”, destacó el ministro de Agroindustria argentino, Luis Miguel Etchevehere, anfitrión del encuentro.

Klöckner alertó sin embargo sobre el desafío de incrementar la producción de alimentos en equilibrio con el medioambiente y “sin despedirnos de la innovación y la tecnología”. “Tenemos un conflicto entre los objetivos que perseguimos: por un lado queremos asegurar la alimentación, pero otro lado también reducir el uso de agroquímicos, por eso tenemos un enorme desafío por delante”, remarcó la ministra alemana, quien instó a proteger la salud de los consumidores.

Etchevehere confió en que esta reunión se podrá explorar “cómo el G20 puede proveer la coordinación internacional necesaria para impulsar la colaboración público-privada entre industrias, gobiernos, agencias internacionales, asociaciones de agricultores y la sociedad civil para incrementar de forma sostenible la producción de alimentos”.

Participaron ayer en la primera ronda el secretario de Agricultura de los Estados Unidos, Sonny Perdue; el ministro de Agricultura y Recursos Hídricos de Australia, David Littleproud; y el viceministro Parlamentario de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Japón; Atsushi Nonaka. Asistieron asimismo representantes de agricultura de Arabia Saudita, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Francia, India, Indonesia, Italia, México, Rusia, Reino Unido, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea, además de dirigentes de nueve organizaciones internacionales multilaterales.

El encuentro cerrará hoy con la firma del documento de recomendaciones que será elevado a los líderes del G20 que se reunirán entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en Buenos Aires.

En Esta Nota

G-20
Comentarios